En marzo de 2016 publicábamos esta nota: Exgobernador Gioja explíquele a los argentinos por qué mintió

Por E. Simón 
@simondixit 
La foto es elocuente, un afiche de hace años con el logo de Gobierno de San Juan que afirmaba: "Ni un gramo de desechos mineros se acerca a nuestros ríos". 

En septiembre de 2015 sucedió lo que muchos decíamos que iba a pasar: hubo un derrame de cianuro en la mina Veladero. 

A días del accidente, el ex gobernador Gioja afirmó en los medios que "no hay ningún tipo de contaminación". En marzo de 2016, el juez Pablo Oritja, que lleva la causa por el derrame, afirmó que sí hubo contaminación. Así lo confirma también el análisis de la UNCuyo, el informe de la División Operaciones del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina, el de la UNSJ y todos los estudios que se hicieron en la zona. El cianuro de Barrick Gold contaminó cinco ríos de San Juan. Son: Potrerillos, Jáchal, Blanco, Palca y Las Taguas. ¿Debería El Vale Todo Gioja ser citado a declarar por el juez?

"Estamos ante una clara infracción de la ley 24.051 [de residuos peligrosos], por encontrarse acreditada la contaminación en los ríos Potrerillos, Jáchal, Blanco, Palca y Las Taguas, en virtud de hallarse sustancias tóxicas fuera de la reglamentación", sostiene el informe que fue elaborado por la División Operaciones del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina (PFA).

La fecha subrayada en verde, muestra
que Gioja dijo, a días del derrame
en Veladero, que "no hay contaminación".
De acuerdo con este informe, "todas las muestras analizadas, ya sean líquidas o sólidas, evidenciaron presencia de cianuro total"; en algunos casos, por encima de los valores máximos permitidos por la ley. Lo mismo pasó con otros metales pesados. Además, se identificó "una excesiva concentración" de sales y cobalto en el agua de red domiciliaria.

Gioja mintió varias veces. Una a los pocos días del derrame, cuando dijo en los medios que no había contaminación. Y antes había mentido en su campaña de Publicidad Oficial hecha con plata del Estado en favor de las empresas mineras. ¿Recibía un emolumento de parte de las mineras por brindar estos servicios? ¿Se lo puede juzgar por falsear la verdad y esconder información a su pueblo? ¿Algún fiscal estará dispuesto a ganarse el sueldo decentemente y abrir una causa?

Amín y Márquez, dos propagandistas
del régimen feudal que encabezó Gioja.
¿Deberá el esfumado Turco Amín y el ya tristemente olvidado Pancho Márquez, comunicadores del anterior Gobierno, explicar ante la Justicia por qué el Estado hacía propaganda para Barrick y otras mineras difundiendo "verdades mineras" que luego el tiempo desvaneció transformándolas en una estafa a la buena fe de la gente?

Vivimos en una provincia donde durante 12 años el desafortunado Gobierno de Gioja no explicó nada.
Así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.