El escritor y periodista Mauricio Runno respondió a una acusación mal intencionada que se le hizo en un diario medio pelo de Mendoza

RunnoEn esta nota reproducimos la columna que Mauricio Runno escribió en el diario MDZ, donde actualmente trabaja. En el texto, el periodista responde con la estatura propia de un hombre de bien a una acusación penosa que se le hizo en un medio mendocino. En tanto, las hienas adocenadas que se cobijan bajo la sombra canalla del periodismo berreta, siguen buscando rumores para ofrecérselo a sus lectores como noticias amarillas.

A continuación, la nota tal como la publicó Mauricio Runno en MDZ para responder a calumnias proferidas hacia su persona.

Diccionario sin título 
Mauricio Runno 
@chachacha8
Todo lo que tengo para decir en público sobre una noticia que me involucra está aquí. Es lo primero y último que haré público. 

La arquitectura de la Comisaría 7 en Godoy Cruz es de lo más interesante. El edificio trasluce toques renacentistas, notables en las ventanas y en sus arcos. Como varias construcciones antiguas ésta aún parece funcional. Quien la ideó es el arquitecto Raúl Álvarez. Imposible no pensar en la llamada Generación del 80 frente a este estilo arquitectónico. La muestra más acabada en este edificio es la Torre con Reloj, urbi et orbi.

Ayer, en todo Mendoza, hubo 100 detenidos por violencia de género. Fui uno de ellos. El cargo que se me formuló es "amenazas simples" (expediente Nº 9 106227/16). El artículo 149 bis tipifica el delito de amenazas simples, como aquellas que "son usadas con el propósito de amedrentar o alarmar a una o varias personas". Lo único que hice fue intercambiar frases que suenan rimbombantes y que apuesto a que muchos o muchas las han dicho en algún momento de su vida. Y también proferí como también oí insultos.

Sí decir, obviamente, que la información publicada en una especie de blog local es bastante errónea, quizá porque se trató de la publicación de un chisme, pues se supone que estos procesos están bajo secreto de sumario. Quizá con la misma amabilidad con la que ofrecieron esa información con tanta velocidad, posiblemente puedan rectificarla.

Mauricio Runno
Mauricio Runno, un ser lleno de
sensibilidad y talento. 
Quiero pedir disculpas a mi familia, a mis compañeros de trabajo, a mis amigos y amigas. A los que están siempre y a los que bien me quieren. También a quienes no me conocen personalmente, pero me han mostrado su cariño y solidaridad. El resto de esta historia está confinada a lo judicial. Y a nadie le interesa.

Sin embargo, y por el contexto de una sociedad que está cruzada por la violencia de género, creo conveniente hacer algunos aportes, pues entiendo que la situación se presta a confusiones delirantes, peligrosas, arbitrarias. Una de mis conclusiones, según la experiencia, es que si el Estado quiere solucionar o al menos "intervenir" en una situación tan delicada como ésta, deberá usar la misma delicadeza en sus métodos y formas, hasta lograr más eficiencia, sentido más ecuánime de justicia y, sobre todo, sensatez.

Mi sensación es que comienzan a aparecer algunos malos entendidos en estos procesos, y que por violencia de género estamos confundiendo varios tantos. Es cierto que los femicidios están a la orden del día, lo que es una realidad que a cada novedad nos conmueve a todos. Pero también hay una caza de brujas, que desborda la razonabilidad y también la tan mentada igualdad de género.

No me interesa la discusión o el supuesto antagonismo entre machismo y feminismo. Pero sí me parece que no es lo mismo asesinar con premeditación a tres personas e intentarlo con otras más, como el caso Zalazar, que discutir como cualquier vínculo lo hace en algún tramo de una "relación", y que un hombre pueda ser acusado de ejercer violencia psicológica.

Por estos días los abogados especializados en estos temas reciben a mujeres que piden denunciar a sus parejas e incluso hasta a sus ex parejas, bajo razones que no siempre parecen valederas para enmarcarlas en las opciones que contempla la violencia de género.

El domingo último, Jorge Lanata, realizó una entrevista con una víctima de un caso más que impactante. El instigador cumple su pena hoy en la cárcel, como corresponde. Pero bajo ningún aspecto parece ecuánime que un género tenga más derechos que el otro, sea cual fuese la víctima. La tentación de "acabar" con un problemática descubre otras nuevas, aún no contempladas. La violencia no tiene género.

No es una hipótesis ni un supuesto, sino que esto también esta sucediendo por estos días en Mendoza. Y varios abogados pueden dar cuenta de ello. Un asunto es tratar la violencia de género como afectación grave de una sociedad que busca armonía, convivencia y respeto. Y otra es darle al despecho, la antipatía o a cualquier sentimiento de naturaleza particular un carácter institucional o judiciable.

Por lo que viví el Estado no sabe cómo abordar este asunto. Y en estas horas debe mostrar que algo está haciendo, pero es nada más que un esfuerzo estéril, una cortina de humo.

No hace muchos días escribí: "La vida se trata de personas que van siéndolo, de menor a mayor. Pena por las que no pueden crecer. Dolor por las que quedan en el camino".

Capítulo cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.