Invasión criolla: Turistas argentinos colapsaron las casas de cambio en Chile

Ocurrió en la región de La Serena, Coquimbo, donde se duplicó la llegada de argentinos respecto al año anterior. Las ventajas del cambio monetario en el país trasandino, clave en el boom turístico. 

El paso Agua Negra, ubicado en la cordillera de la región chilena de Coquimbo y reflejado como la principal vía de conexión entre el país trasandino y la provincia argentina de San Juan, se vio inusualmente desbordado a lo largo del último mes.

La cantidad de turistas argentinos que cruzaron la frontera hacia Chile entre el 5 de diciembre de 2016 y el 5 de enero del actual fue prácticamente el doble respecto a un año atrás, y por ende, los locales tuvieron que hacer malabares para poder responder ante semejante demanda. ¿El saldo? Hoteles casi sin disponibilidad de habitaciones libres y las casas de cambio colapsadas.

Según especificaron los especialistas de la región, hubo dos grandes claves por las que surgió la "mudanza" masiva de argentinos: los costos más baratos para hacer frente a las vacaciones y las ventajas de cambiar dólares en un país vecino.

"Se liberó el dólar en la Argentina y ya no se les aplica ningún impuesto por comprar en el exterior. Chile tiene una economía más abierta, más estable, lo que permite precios competitivos y accesibles para ellos", explicó al diario chileno La Tercera el director de la región de Coquimbo del Servicio Nacional de Turismo del país vecino.

En tanto, según la Cámara Regional de Turismo, hasta el 20 de enero hay un 100% de ocupación en los hoteles de La Serena y hay un 80% de reservas hechas para el mes de febrero.

Las cifras son elocuentes: sólo en el último mes el paso Agua Negra registró el ingreso de 13.326 argentinos, un 83% más que el mismo período en inicios del 2016.

"Se refleja el gran interés por llegar a nuestro país para disfrutar de las playas y también de las compras", destacó Mauricio Compan, encargado de ese complejo fronterizo.

Lo que sucedió en las casas de cambio fue elocuente. El desborde de argentinos fue tal que los encargados de los establecimientos se vieron obligados a racionar la venta de pesos chilenos por persona.

En tanto, los propios residentes de La Serena demostraron su descontento al sentirse "arrasados" por los turistas vecinos. Hay falta de dinero en los cajeros automáticos, escasez de productos en los supermercados y largas filas en los centros comerciales y principales patios de comida de la zona.

Desde la Federación de Empresas de Turismo de Chile se informó que el actual verano representó el tercer ciclo con crecimiento de llegada de turistas argentinos y que se espera que la tendencia continúe en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.