Vaca Muerta: Neuquén otra vez en la incertidumbre de los anuncios de Gobierno

Por Pablo Comoli 
(desde Neuquén)
La revolución del empleo que planteó desde el atril de discursos el presidente Mauricio Macri, envuelve una vez más a la provincia que empuja con sus recursos naturales un salvataje para la actual gestión de gobierno. No solo de materia energética se trata el asunto.

Claro está que todavía no vemos que haya luces en el horizonte, sabiendo que ésta decisión de eliminar retenciones para la exportación de petróleo y gas es más cercana que la información completa que recubre una posibilidad importante que pone en juego Cambiemos para reactivar la economía del país. Particularmente el tema creación de empleo.

Un Macri descansado, frente a las sonrisas cómplices del gobernador de Neuquén Omar Gutiérrez (del partido provincial MPN como aliado) auguró que en Neuquén llegarán cientos de miles de argentinos que buscarán crecer en un territorio un tanto hostil para otros sectores que no tengan una relación directa e indirecta con los hidrocarburos. Aquí a la provincia ya es de vieja data leer en los periódicos locales el ingreso de innumerables familias a diario, buscando ese anhelado crecimiento económico.

El gesto adusto, serio, que desde la primera fila el líder de los trabajadores petroleros, Guillermo Pereyra, le daba al discurso presidencial, intentaba hacer notar que en la mesa de negociaciones los trabajadores fueron escuchados e incluso participaron del armado junto con el gobierno local y nacional. Fue él, unos de los primeros en salir a bajar la idea de flexibilización laboral (crítica de la izquierda), también con gestos rígidos en su rostro, mostró un acompañamiento que resultará clave para medir el impacto laboral que se vendrá si prospera la llegada de inversiones reales.

Pero si vamos a un breve recorrido cronológico respecto de las informaciones que se deben tener en cuenta a la hora de mirar la formación rocosa Vaca Muerta, podemos empezar por decir que desde el 2011, fecha clave en la confirmación de sus reservorios, de allí a la fecha, todas las inversiones realizadas tuvieron calidad de pilotos.

Fue YPF, en aquel entonces en manos de la familia Eskenazi, quien anunció que las investigaciones realizadas por un tal Charles Edwin Weaver, tenían un potencial enorme pero costaría y mucho poder perforar esa roca que mide entre 60 y 250 metros de espesor, pero que las reservas estaban probadas y de alguna manera había que empezar a sacarlas. Párrafo aparte será buscar la imagen del barril de shale oil con el nombre de la ex presidenta Cristina, cuando en una transmisión más por cadena nacional, se realizaba el anuncio del frondoso futuro del no convencional en estas tierras.

Según el anuncio, a partir de este acuerdo en torno a Vaca Muerta, se disminuirá el costo promedio de un pozo para la extracción de gas no convencional, que estaba en Us$ 14 millones, el cual es considerado por las petroleras muy elevado en relación a los Estados Unidos, donde está por los US$ 7 millones.

En los últimos meses, YPF consiguió, con sus contratistas, bajar las erogaciones por pozo a menos de US$ 10 millones. En paralelo, para garantizar la rentabilidad, el Estado se compromete a pagar a buen precio el gas que se extraiga de allí, idea que fue elevada con mínima presión por el mandatario Gutiérrez cuando hablaba de defender los recursos provinciales.

Ahora bien, teniendo en cuenta que las áreas a explotar no todas corresponden a la empresa de la provincia GyP (Gas y Petróleo del Neuquén), que por tener esa posibilidad de generar  llamados a licitación para explorar/explotar y ofrecerse como socia en distintas áreas con otras firmas internacionales grandes, de esta realidad de alianzas se sabe que existe un camino cierto para que desde Vaca Muerta la realidad energética de nuestro país tenga un sostén efectivo.

Un minucioso informe elaborado por la firma G&G Energy Consultants en el cierre del 2016 indicaba aspectos positivos pese a las malas noticias para el sector (YPF bajaba más de 20 equipos).

La cifra difundida daba cuenta que la producción de shale gas (que no es petróleo) se elevó a 5 millones de metros cúbicos por día -octubre 2016- lo cual significa un aumento interanual de 36,4% y de esta manera ratifica la consolidación del rendimiento. Ahora el Plan Gas (a considerar si fue lo mejor que hizo Axel Kicillof al frente de economía) tendrá una mayor presencia en las decisiones empresariales porque como algunos economistas ya dijeron –Dante Sica, uno de ellos- el 2017 será el año de la producción del gas y no del petróleo.

El shale que se extrae hasta ahora pasó a representar un 4% de la producción nacional de gas -el 6,9% de la extracción en la cuenca neuquina- la mayor del país.

La cantidad de pozos de shale oil perforados y terminados en Vaca Muerta es de 683, de los cuales el 14,8% no produjo (bajas) durante esa medición de octubre, frente a los 62 pozos de shale gas.

"Pocos pozos producen una cantidad relevante de la producción de gas de la formación Vaca Muerta, en adición a la producción de gas asociado al shale oil, principalmente del desarrollo de Loma Campana de YPF-Chevron", sostuvo G&G.

Según G&G "en los próximos meses será interesante ver los resultados de las fracturas en los pozos horizontales perforados por Pan American Energy en Bandurria Centro”.
El informe menciona asimismo la perforación y terminación de los dos pozos de ExxonMobil-XTO Energy en Bajo del Choique, Parva Negra Este (junto a Pampa Energía y GyP), y Pampa de las Yeguas I, asociado a YPF, que pasaría a operar XTO Energy; además de los seis pozos de shale gas de Tecpetrol en Los Toldos I y Los Toldos II (asociado a ExxonMobil y GyP), Loma Ranqueles (junto a Energicon y GyP) y tres más en el norte del área cercana a La Ribera de YPF (en Fortín de Piedra).
Por último, la consultora destacó las terminaciones de cuatro pozos de Wintershall-GyP en Aguada Federal; la evolución de los últimos pozos horizontales en El Orejano de YPF-Dow; y la evolución de los de YPF-Chevron en el oeste y centro de Loma Campana, y de YPF-Petronas en La Amarga Chica.

GyP este año se prepara para licitar seis bloques petroleros en Vaca Muerta que se encuentran en sus manos, para ello buscará inversores en los Estados Unidos. Representantes de la firma provincial viajarán a Dallas, Texas, en la segunda quincena de enero para sondear el mercado.

Los yacimientos elegidos para licitar son el bloque Parva Negra Oeste, Cerro Arena Sur, Las Tacanas Norte, Bajo del Toro Este, Aguada de Castro Sur, Aguada de Castro norte y La Tropilla 1. Varios de estos campos son porciones que devolvió YPF en el último acuerdo al que arribó con la provincia (12 áreas en total).

En el último acuerdo firmado entre YPF y el gobierno de Neuquén, la petrolera estatizada se comprometió a desarrollar dos pilotos de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta y la exploración de nueve áreas por un monto total de US$ 452 millones. Por un lado serán dos proyectos piloto que ejecutará YPF de gas no convencional localizados en Ribera I y II y Pampa de las Yeguas I, con una inversión de u$s 220 millones.

Y en los nueve bloques la empresa nacional realizará tareas de exploración con potencial en gas no convencional, la inversión ascenderá a u$s 232 millones en los próximos cuatro años.

El acuerdo establece la transformación en permisos de exploración de contratos de UTE otorgados a YPF asociada a las empresas Total, Exxon y Pluspetrol, en algunos casos, y otros, en su totalidad, a la compañía nacional. También contempla la devolución a la provincia, de 14 áreas oportunamente adjudicadas a YPF que quedaron en manos de la estatal neuquina Gas y Petróleo (G&P), según el compromiso formalizado el año pasado.

Además GyP podría firmar un contrato con el estudio Thompson & Knight, uno de los más reconocidos en derecho petrolero del mundo, para acercar inversores a los activos que busca licitar la provincia.

Neuquén ya otorgó 19 contratos de concesiones no convencionales que contemplaron inversiones por más de 5.500 millones de dólares durante las etapas de piloto. Lo cierto ahora es pensar en un ascenso de esa cifra –como esperan desde Casa Rosada- porque si bien las anteriores tareas exploratorias pueden resultar exitosas y de esta manera se pasaría a la fase de desarrollo masivo como esperan desde Nación con el empuje del último anuncio realizado por Macri.

Vaca Muerta todavía hoy tiene un enorme potencial para la obtención de gas y cuenta con importantísimos recursos de petróleo, según un informe especializado del 2013, las actuales reservas certificadas que posee le valió a la Argentina reemplazar a los Estados Unidos como segundo reservorio mundial de shale gas, frase que utilizo el mismísimo Macri a la hora del anuncio.

Pero no hay que olvidar ni mucho menos refregar la idea que puede haber un nuevo tiempo de incertidumbre que vuelve a cubrir el paño de expectativas de la actual gestión de Cambiemos, tales ejemplos fallidos como el “segundo semestre” y los “brotes verdes” que nunca aparecieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.