Masivo tetazo en el Obelisco con réplicas en todo el país

La marcha fue convocada tras el operativo policial que impidió que tres mujeres hicieran topless en Necochea. El fenómeno se ha masificado y en todas las ciudades de Argentina hubo mujeres manifestándose bella y audazmente con su naturaleza al aire. Mirá algunas postales de una tarde a puro tetazo.

La convocatoria incluyó más reclamos que la posibilidad de no usar corpiño en la playa; se llamó a combatir la desigualdad, laviolencia machista, los femicidios, el acoso sexual y el laboral.

El origen de la protesta fue el apoyo a las tres mujeres de Necochea a las que hace diez días la policía les impidió hacer topless. Pero en estos días el reclamo creció como una bola de nieve, alimentado por las muchas situaciones en las que las mujeres se sienten en desigualdad de condiciones: la violencia machista, los femicidios, el acoso sexual y laboral.

La larga lista que hizo que la convocatoria de ayer fuera amplia y variada. Que reuniera a mujeres piqueteras, feministas, a militantes de izquierda, a activistas lesbianas y a mujeres cuyo exclusivo reclamo era poder tomar sol sin marcas y sin ser acosadas ni obligadas a vestirse.
Pero no sólo concurrieron las mujeres que de alguna manera se sintieron identificadas con el reclamo. Cientos de curiosos y mirones coparon la Plaza de la República con cámaras y teléfonos celulares, incluso antes de las 17, cuando apenas había dos manifestantes que se habían sacado el corpiño.

Los carteles que se levantaban entre la multitud sintetizaban el reclamo: "abajo el machismo"; "basta de doble moral"; "ni sumisas ni dovotas"; "la teta que molesta es la que no vende"; "las muestro caídas para levantar mis derechos"; "lo obsceno es tu mente"; "la cantidad de ropa que llevo no define tu respeto".

El "tetazo" se desarrolló en forma pacífica y con la policía metropolitana observando desde la plaza de enfrente. Hubo algunos incidentes con hombres que se quisieron filtrar entre tanta mujer desnuda, pero fueron rápidamente expulsados del paraíso por un ejército espontáneo de amazonas. Hacia el final de la protesta, un grupo de mujeres que empezaban a cortar el tránsito de la avenida 9 de Julio se enfrentó con los policías, a bordo de un patrullero, que intentaron impedirlo. Una mujer se paró sobre el capot del auto y las demás aprovecharon la pintura con la que hacían bodypainting entre las manifestantes para pintar el patrullero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.