El muerto se ríe del degollado

Por Gustavo Herrmann 
@adlerwappen 
El escándalo del arreglo de la deuda del grupo Macri con el Estado ha "resucitado" de manera impensada a la banda de delincuentes que asoló el país durante los últimos 12 años. Hoy los mismos bandidos impiadosos que mintieron, persiguieron, censuraron, robaron y destruyeron absolutamente todo lo que tocaron, intentan presentarse ante la sociedad como ciudadanos honestos, preocupados y escandalizados por una situación que para ellos y en "su" mundo era una práctica corriente y cotidiana. Como si el delito ajeno los eximiera del propio.

Lo de Macri (y hablando por lo que se conoce por los medios gráficos y televisivos) es a mi juicio escandaloso y repudiable. No es sólo un simple empresario tratando de sacar ventaja y aprovechándose del Estado bobo que tenemos (hay muchos como él, es más; son mayoría en un sector impresentable).

Es antes de todo el presidente del país. El mismo que prometió sacarnos del chiquero inmundo en el que nos habían metido los kirchneristas y sus huestes a la fuerza. El que se comprometió a mostrar y practicar la transparencia. Lamentablemente está visto que como reza el refrán, "la cabra indefectiblemente tira al monte" o como en el cuento del sapo y el alacrán, ninguno puede prescindir de su esencia.

Y como no tengo compromisos políticos con nadie, ni las manos atadas; ni nadie paga mis opiniones, puedo ejercer el derecho de criticar sin culpa ni miedo (y con la frente alta y las manos limpias) de que me reprendan o me sancionen, tanto a uno como a otro. A los que se fueron como a los que están. Y me importa tres carajos si les gusta o si se enojan o no. Soy libre y no me ata un plan, un favor, una ficha de afiliación, ni la militancia fundamentalista, descabellada o irracional que es lo único que muchos sólo pueden exhibir.
Sólo saben actuar, criticar o reaccionar con la lógica de la obediencia debida.

Si antes de terminar voy a hacer un par de consideraciones:
A los que no les gusta que Macri sea presidente, les recuerdo que tal situación es producto del padecimiento brutal de 12 años de Kirchnerismo. De no haber padecido a los K, tal vez Macri nunca hubiera ocupado la presidencia.

Sería saludable que los mismos delincuentes que saquearon y fundieron el país y que hicieron las mismas cosas (y otras aún peores) que hoy critican, primero se hagan cargo de sus delitos, pidan perdón, rindan cuentas (a la sociedad y a la Justicia) paguen sus culpas, y que recién hablen ! No pueden ser tan hipócritas.

Al menos HOY las cosas se conocen y se denuncian. Algo impensado e imposible durante una década infame y peligrosa para el periodismo, fiscales y jueces. No olvidemos que hay al menos un fiscal "suicidado" por denunciar. Y muchos jueces amenazados de muerte y con hijos secuestrados. Y testigos como Julio Lopez desaparecidos o delincuentes y narcos como Perez Corradi "fugados" con la ayuda oficial.

Sin importar quien sea, ni el cargo que ocupe, personalmente quiero ver a todos los delincuentes condenados, presos e inhabilitados de por vida para ejercer cualquier cargo público. Y que devuelvan hasta el último centavo robado o mal habido.

En definitiva, que quien las hace, las pague. Así sea el presidente de la república.

Basta de delincuentes y ladrones en el Gobierno, en el Congreso o en la Justicia. Si la sociedad no se hace cargo de lo permisiva y corrupta que ES, si no se compromete, si sigue inmersa en esta lógica demencial del "roba pero hace", "robó pero este también roba", "roba pero se lo merece por lo que nos dio", en este jueguito perverso del chinchón: "mientras este roba, el otro espera que le llegue su turno para robar". Argentina no tiene arreglo.

Definitivamente no tenemos, ni tendremos futuro. Sólo nos espera un infierno peor que el que hoy tenemos y políticos, funcionarios, sindicalistas y empresarios más delincuentes e impiadosos que los que hoy padecemos.

Después de todo, se cosecha lo que se siembra. Es mi opinión y estoy convencido de ella. Tenemos lo que nos buscamos. Aún aquellos que no votamos ni a Macri ni a los Kirchner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.