Elecciones 2017: Gioja en el mejor momento de su decadencia

Por E. Simón 
@simondixit 
José Luis Gioja, que ha sido durante doce años el protagonista y responsable de un régimen feudal, conservador y autoritario en San Juan, busca ocupar el primer lugar en la lista de senadores del FPV. Sucede que, lamentablemente para él y afortunadamente para la salud de la Democracia local, Gioja transita el mejor momento de su decadencia.

En otras épocas, Gioja pegaba el grito en la sede del Partido Justicialista y todos se alineaban. Nadie discutía la orden del patrón. Hoy todo ha cambiado y el ex Gobernador Gioja se resigna mendigando el primer escaño de la lista y el resto que lo arme el actual mandatario. Sucede que el actual Gobernador, Sergio Uñac, prefiere ése lugar en la lista para su hermano, Rubén Uñac. Le genera más confianza y sería una manera de mostrar ante el Gobierno de Cambiemos que es él quien pilotea la provincia, dejando al desnudo el desplome inevitable de José Luis Gioja, quien hoy atraviesa el mejor momento de su decadencia. Se verá en las próximas semanas si Uñac juega fuerte en favor de su hermano o deja pasar la ocasión en virtud del respeto que le tiene a Gioja. Si la senaduría queda para Gioja, Rubén Uñac iría como primer diputado nacional.

Gioja o Uñac: Uno de los dos
ocupará la primera senaduría. 
Es menester explicar que el Gobernador Uñac no ha deslizado nombres aún, pero en los ajustados y discretos pasillos de Casa de Gobierno ya se filtraron algunos posibles candidatos. El primer lugar de la senaduría se disputaría entre Rubén Uñac y José Luis Gioja. El segundo lugar en la lista de senadores sería para una mujer. El tercer lugar es irrelevante porque sí o sí entran dos escaños por la mayoría y uno por la minoría de la fuerza que salga segunda.

Apuntes sobre un ex Gobernador en su mejor momento neodecadentista
Ya agotada toda posibilidad de recuperar vitalidad, sus días corren sin prisa, sin pausa, pero no a la suficiente velocidad que la democracia necesita para el recambio generacional y la alternancia del poder. A Gioja le ha quedado poco desde siempre. Porque nunca tuvo grandes ideas que aporten a la construcción de una República. No fue un estadista ni lo será. No llegó a Presidente pese a sus desmedidas pretensiones que nunca hicieron pie en el escenario de la política nacional.

Una sombra ya pronto serás.
Siempre ha trabajado en esa militancia chica y mezquina, de medio pelo. La coyuntura ha sido su brújula y la condena a los pobres a seguir siendo pobres el resultado de su gestión. El señor y su gabinete multiplicaron a una legión de resignados que se sometieron a la eterna espera de que las cosas un día serían mejor. La historia argentina recogerá de Gioja poco y nada, queda el grotesco final y la sombra; la sombra que ya pronto será.

El actual Presidente del Partido Justicialista terminó su tercer mandato aclamado por el ciudadano borrego, aborrecido por extraños y detestado por los compañeros del PJ que implora desde hace rato un cambio generacional. Para estos últimos, la espera ha sido exasperante, interminable y humillante. Por eso todos quieren que se vaya, que termine de una vez.

En el ejercicio vano de la memoria, es preciso recrodar que algunos alcahuetes especularon durante un tiempo con la idea de que sería el candidato a vice presidente de Daniel Scioli. Pero esa ilusión tampoco le salió. De todas maneras, hubiese sido lamentable que se retirara con ese premio consuelo. Pero, como se sabe, la salud le ha puesto un límite que no supo ponerle la Justicia local cuando desfiguró la Constitución de San Juan para lograr su tercer mandato.

No fue un estadista, porque encerró a San Juan en un proyecto megaminero de empresas internacionales que, una vez que se hicieron de los metales que necesitaban, decidieron partir, recortar personal, dejar todo y buscar otro lugar donde depredar. Un estadista hubiese reconvertido la economía local. Hubiese generado pymes apoyadas por el Estado para que arranquen y den trabajo genuino. Un estadista habría abandonado la anacrónica idea de que sólo el Estado puede dar empleo en la administración pública. Las pymes pueden ser motor de arranque y marcha, tomar gente con muy buenos salarios e impulsar un movimiento de consumo interno fabuloso. Manufactura de aceite de oliva, fabricación de circuitos informáticos, generación de tecnología, muchos rubros esperan ser desarrollados. Pero Gioja se empecinó en encajonar a San Juan en una minería inútil que apenas deja el 3% de las regalías.

No fue un demócrata, porque censuró a periodistas que no se disciplinaron a sus políticas retrógradas y continuistas del gobierno Bloquista de los años 70 y 80, que a su vez fueron cómplices de la dictadura del Proceso Cívico Militar. Tampoco fue demócrata, porque no respetó la Constitución Provincial y se largó a un tercer periodo que no estaba contemplado en la Carta Magna por la que juró. En su propio partido obturó la democracia, porque quiso tener a todos bajo su sombra.

No fue un buen administrador, porque recibió dinero del Estado Nacional como nunca antes un gobierno ha recibido en la provincia y lo gastó en obras faraónicas sobrevaluadas. Se podría haber hecho el Estadio del Bicentenario, el Teatro del Bicentenario, la parquización de Avenida Circunvalación, el Centro Cívico, terminar el Hospital Rawson, todos los barrios, escuelas y centros sanitarios sin sobreprecios. Dejó una Deuda Pública de 1.500.000.000 de pesos en default sobre un Presupuesto Anual de 19.400.000.000 de pesos. Un gobierno de gente decente podría haber hecho un tercio más de lo que se hizo si hubiese evitado desvíos y distracciones de cash. A propósito, el Hospital Rawson nunca se terminó y el Teatro del Bicentenario no fue inaugurado en el 2015 como anunciaron desde el Gobierno y en diario oficialistas. El teatro recién se inauguró en 2016.

No fue limpio con el planeta. Cuando en septiembre de 2015 se produjo el derrame de agua con cianuro de la Mina Veladero, de Barrick Gold, tomó partido en favor de la multinacional y no de los ciudadanos a quienes gobernaba. Dijo que la pérdida de agua cianurada no había contaminado y trató de desviar el tema diciendo que quienes denunciaban a la empresa Barrick, de la que él es amigo y compinche, eran activistas de la "oposición política interesados en conseguir unos votos". Le faltó solidaridad con su pueblo, con su tierra y con la ética pública que todo gobernante debería albergar en su interior.

No fue transparente. Nunca dio a conocer su declaración jurada de bienes mientras fue Gobernador de San Juan. Nunca respondió las acusaciones de haber recibido coimas por parte de la empresa Dallas Airmotive, coimas que fueron divulgadas hasta en el diario The Wall Street Journal. Nunca explicó cuánto gastó en la Fiesta Nacional del Sol y cuánto se recaudó. Tampoco dijo por qué siempre se favorecía a los mismos empresarios, artistas y locutores amigos en esa fiesta turbia y decadente.

Gioja firmando contratación directa con
Instituto Autárquico Provincial
del Seguro de Entre Ríos
No fue transparente dos: Durante la gestión de José Luis Gioja no se llamó a licitación para contratar la ART que aseguraba a los empleados públicos de San Juan. Por el contrario, el Gobierno local firmó un convenio con el Gobierno de Entre Ríos en 2005 y contrató en forma directa al Instituto Autárquico de esa provincia. ¿Qué pasó en el medio?
Con la impunidad que otorgan los votos de una sociedad ovejuna y timorata, año tras año fue renovando el vínculo en forma automática. El trato que firmó Gioja como Gobernador de San Juan con el Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos consistía en que el Estado sanjuanino le pague un porcentaje de la masa salarial de sus empleados a cambio de atención médica para cada uno de ellos en caso de accidentes en horario de trabajo. El desembolso que Gioja hacía cada año por el servicio de cobertura era de 42.000.000 pesos mensuales. Hoy, por el mismo servicio y tras un llamado a licitación, se paga 15.000.000 de pesos mensuales. Vale decir, en los años del Gobierno de Gioja, se pagó 27.000.000 de pesos mensuales por un servicio de cobertura que vale mucho menos.

Sí fue un gobernador que intentó un régimen feudal y se convirtió en un pretendido patrón de estancia que no pudo doblegar a gran parte de los ciudadanos y ahora esa marea se le viene en contra. Visto desde Buenos Aires, fue un político pintoresco y ridículo, alguien con ambiciones desmesuradas y delirantes que soñó con ser presidente y no le dio ni para vice. En la Casa Rosada se le reían cuando sus lisonjeros le hicieron un himno grabado por un tenor desafinado y un par de músicos rayanos con el esperpento pueblerino. No es desopilante decir que no fue ni la sombra de la sombra que ya pronto será.


Walberto Allende.
Diputados Nacionales: Los que gravitan en el FPV
En cuanto a los espacios en la lista de diputados nacionales, aparecen los nombres de Walberto Allende, ex Intendente de 9 de Julio y actual Ministro de Desarrollo Humano y Promoción Social; y también figura el actual Ministro de Minería, Alberto Hensel. En los últimos tiempos se ha visto un fuerte apoyo de Uñac al actual Secretario de Deportes, Jorge Chica, por lo que se puede deducir que tal vez lo estén midiendo para integrar la lista de diputados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.