Entrega de Vaca Muerta: Proyectan inversión de u$s 800 millones

Las compañías que operan esos yacimientos ven con buenos ojos los potenciales acuerdos comerciales que lograrían en el futuro con nuevos socios. Cipayos y entreguistas, en el Gobierno de Cambiemos piensan que YPF y Pan American Energy necesitarán buscar socios en el exterior, principalmente en Estados Unidos, para explotar los yacimientos. Las empresas favorecidas son Chevron, Dow y Petronas.

Con la firma concretada del convenio laboral petrolero para los yacimientos de Vaca Muerta, las empresas se ilusionan con los potenciales acuerdos que puedan lograr con futuros socios. Más allá de los u$s 5000 millones que prometieron desembolsar este año, las nuevas reglas permiten presentar Vaca Muerta a los inversores del mundo con buenas chances de conseguir dinero.

El presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, anunció semanas atrás que la compañía con mayoría estatal asignará a los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta unos u$s 2300 millones en 2017. Según fuentes del sector, el año pasado la inversión para esos pozos habría rondado los u$s 1500 millones, por lo que la adenda laboral pone como piso una inversión superior en u$s 800 millones. A esto hay que agregarle los convenios que pueda lograr asociándose con empresas como Chevron, Dow y Petronas, agazapadas a la espera de estos cambios para desarrollar nuevas áreas.

Pan American Energy (PAE), de la familia Bulgheroni, invirtió en 2016 u$s 1400 millones en Vaca Muerta y todavía no tiene calculado el plan de inversiones para este año. Algunos operadores vinculados con la empresa, sin embargo, evalúan que podría acercar socios, pero no tienen claros los números.

El ex secretario de Energía Emilio Apud piensa que YPF y PAE necesitarán buscar socios en el exterior, "principalmente en Estados Unidos" para explotar al máximo los yacimientos de Vaca Muerta. En tanto, firmas como Shell y ExxonMobil "tienen sus propios recursos, pero van a requerir financiamiento". A su vez, repitió que aproximadamente dentro de 8 años se llegaría a cubrir la demanda local de gas si hay inversiones en esos yacimientos por u$s 10.000 millones anuales en continuado, montos que antes eran imposibles porque, según él, "el gobierno anterior no cumplía las leyes y no tenía políticas de Estado". "Vaca Muerta era inviable sin esta adenda. Si no, el precio internacional del petróleo debería haber estado muy alto y la producción de gas estar muy subsidiada", declaró.

A tres semanas exactas del anuncio que hizo Macri en Casa Rosada sobre el entendimiento entre el Estado nacional, la provincia de Neuquén, los sindicatos y las empresas que operan en Vaca Muerta, recién ayer se materializó la suscripción del acuerdo, que ayudaría a reducir entre un 30% y un 40% los costos laborales, según estimaciones privadas.

"Este acuerdo va a permitir desarrollar esta reserva maravillosa que tiene Argentina, atrae inversiones al país y abre la puerta del trabajo a las industrias que operan alrededor", aseguró el Presidente. El mandatario aprovechó, de paso, para criticar al gobierno anterior. "De esta manera, vamos a lograr salir de algo que todavía nos cuenta entender por qué nos pasó, porque cada uno de esos barcos que llegaron trayendo gas fueron cientos de puestos de trabajo de argentinos que perdimos. Eso enmarañó todo y generó en el sector un enorme nivel de tensión, de incapacidad, de intolerancia", lanzó en elíptica referencia al déficit energético producido durante los 12 años de kirchnerismo.

En tanto, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez (del Movimiento Popular Neuquino), valoró que las partes se hayan sentado en la misma mesa a negociar y sentar las bases para el desarrollo estructural de la cuenca". Gutiérrez le pasó la pelota a las empresas. "Ahora la palabra la tienen las operadoras, queremos que rápidamente empiecen a producir", dijo el gobernador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.