La CGT convocará a un paro general y acusa al Gobierno de "no cambiar" la actitud

Héctor Daer, diputado y secretario general de Sanidad, dijo que "indefectiblemente" habrá un paro general "si el Gobierno se sigue encerrando" en una "política de ajuste".

La réplica de la CGT no se hizo esperar. Poco después de que se difundiera una entrevista al presidente Mauricio Macri en la que acusó a la flamante CGT unificada de "querer disparar el año electoral" con la protesta y movilización previstas para el próximo martes, uno de los jefes de la central obrera salió a responder. Héctor Daer, diputado nacional y secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Argentina, ratificó hoy que no descartan la posibilidad de convocar a un paro general si el Gobierno "no cambia las actitudes y el rumbo de la política socioeconómica".

"Si el Gobierno se sigue encerrando en esta política de ajuste, de caída de la actividad, de cierre de empresas, indefectiblemente nos manifestaremos con un paro general. El Gobierno tiene que decidir si les va a importar o no que una persona vegete en su casa en vez de tener empleo", dijo Daer en declaraciones a radio Con Vos.

Macri acusó a la central obrera de "querer disparar el año electoral" con la medida del martes 7 de marzo y se preguntó "cuál es la lógica" de la protesta en un contexto de "arranque" del país. "[Hay] un país que hace cuatro meses que todos los días está un poco mejor y hay varios sectores que se están reactivando", afirmó el Presidente.

Daer consideró que el Gobierno pretende "descalificar" la protesta ya que "se quedó sin argumentos" y dijo que la convocatoria a un paro general "dependerá de que el Gobierno cambie las actitudes y el rumbo de la política socioeconómica".

"Desgraciadamente, esto es sistemático. Cuando los argumentos para discutir sobre hechos objetivos y la demostración empírica de lo que uno plantea no existe, se empieza a descalificar una medida que es simplemente una movilización, una manifestación con determinadas peticiones que venimos haciendo personalmente a los funcionarios", soltó Daer.

"Para ellos hay cosas que están bien y para nosotros están mal y marcan que tenemos rumbo equivocado como país. Nosotros tenemos el pulso de la realidad. Empiezan a cerrar empresas por todos lados, son datos de la realidad muy objetivos como que volvió a bajar el consumo de leche", detalló.

Mañana. Antes de la marcha, la CGT prepara una cumbre que podría definir el plan de acción a futuro. Será mañana, 1° de marzo, en Azopardo. Se prevé la asistencia de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, los tres viejos líderes que tallaron la reunificación de la central obrera. Ese mismo día, Mauricio Macri abrirá el año legislativo. La presencia de dirigentes de la CGT en el Congreso servirá de termómetro para percibir realmente cuan tenso está hoy el vínculo entre el Gobierno y la central peronista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.