La parte oscura de la Fiesta del Sol: Manifestantes fueron frenados por el Gobierno de San Juan

Gustavo Fariña, Secretario
de Seguridad flanqueado
por policías motorizados.
Por E. Simón 
@simondixit 
En toda fiesta hay un episodio que empañan la noche. Suele suceder que en los casamientos la bebida está caliente, o en un cumpleaños la piñata falló. En el caso de la Fiesta Nacional del Sol 2017, ocurrió algo que retrotrae a épocas de intolerancia desmedida y autoridad empujada al paroxismo. 

Mientras dentro del predio de la fiesta volvía a brillar el Sol y era todo algarabía, cerca de la entrada se llevaba adelante una movilización bajo la consigna "Con Barrick no hay fiesta". La manifestación fue cercada por un operativo policial descomunal.

En el imaginario de todo hombre que quiso ser militar pero no pudo, habita la ilusión que acaso al Secretario de Seguridad, Gustavo Fariña, se le dio aquella noche. Enfrentar una protesta y aparecer en la foto rodeado de efectivos policiales, cual temerario espartano escoltado por una fuerza que no percibe lo que es el miedo, ni la democracia, ni el disenso.

Como todos los años, cuando se realiza la Fiesta Nacional del Sol, diferentes asambleas que pugnan por el medio ambiente se manifiestan frente a la entrada del predio o, en otras oportunidades, durante el Carrusel del Sol, sobre avenida Ignacio de la Roza. La fiesta es organizada por el Gobierno de San Juan. Entre los participantes de la celebración, siempre está presente Barrick Gold, la entusiasta minera canadiense que extrae oro de la mina Veladero en la provincia, explotación que ya provocó cinco derrames de agua con cianuro desde que funciona en el distrito Iglesia.

Asimismo, Barrick Gold tiene en su poder un proyecto binacional de explotación llamado Pascua Lama, donde una parte está situada en Argentina y la otra en Chile.

Volviendo a aquella noche, donde unos 150 manifestantes fueron reprimidos por fuerzas policiales, vale rescatar la pregunta que se hacen desde la Asamblea Sanjuanina contra la Contaminación y el Saqueo: "¿Cuántos derrames de cianuro más podemos aguantar? La contaminación es más que evidente y la minera transnacional y el gobierno lo niegan".

Según la asamblea que protagonizó el reclamo, "la movilización buscaba expresar con manifestaciones artísticas (música, teatro, murga) la exigencia de la aplicación de la Ley Nacional de Glaciares, la remediación ambiental, el cierre inmediato de Veladero y la renuncia del Ministro de Minería".

Finalmente los ciudadanos no pudieron llegar a la puerta del predio donde se realizaba la Fiesta Nacional del Sol, ya que fueron frenados por la policía. Además, estuvo presente el mentado Secretario de Seguridad, Gustavo Fariña, quien apareció en las fotos flanqueado por policías equipados con escudos y cascos. Fariña tiene una dilatada trayectoria como empleado de empresas mineras. Tiene una maestría en Seguridad Pública de la Policía Federal Argentina, como así también posee estudios sobre antiterrorismo e inteligencia. Trabajó en empresas privadas mineras, tal el caso de Gold Corp, Yamana Gold y Barrick Gold.

Infantería también estuvo presente y consiguió cortar el paso de los manifestantes. Además hubo policías motorizados con cámaras filmadoras en sus cascos. Afortunadamente no hubo detenidos pero sí quedó opacada la velada festiva, ya que este tipo de disturbios pone en dudas la libertad de expresión, el derecho al disenso y la tolerancia que debe existir entre ciudadanos y Gobierno.

Barrick no merece protección, por el contrario, debería abandonar las minas Veladero y Pascua Lama y remediar el daño ambiental que hizo durante años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.