Legisladores de Santa Fe y Córdoba buscan cómo salvar a SanCor

Se reunirán para intentar consensuar variantes que permitan darle aire financiero a la cooperativa. Habría dos interesadas en comprar la fábrica de Centeno.

A la espera de definiciones que lleguen desde el Ministerio de Producción de la Nación, o de la misma SanCor, diputados provinciales de Santa Fe y Córdoba se reunirán mañana, con el objetivo de plantear alternativas para una posible solución a la crisis que atraviesa la compañía.

La reunión, que será a las 11 horas en la Legislatura de Santa Fe, fue confirmada por el presidente de la Cámara de Diputados santafesino y exgobernador, Antonio Bonfatti, tras una propuesta del diputado justicialista Luis Rubeo.

La intención es concreta: dar una muestra de apoyo a SanCor y estudiar alternativas "de ayuda", que pueden ir desde subsidios o beneficios impositivos hasta apoyo financiero. En principio, tanto Bonfatti como Rubeo coincidieron en criticar al gobierno nacional por no mostrar una intención más firme para "rescatar" a la cooperativa: "El Gobierno tiene una postura y una mirada muy dura sobre el conflicto, y parece no entender que esto es un tema que puede tener graves consecuencias sociales; una vez más, el Gobierno nacional carece de una mirada política que entienda más al interior y a su economía", criticó el exgobernador, que manifestó que se trata de una empresa que involucra a 1500 socios tamberos y 4000 trabajadores.

Por su parte, Rubeo manifestó que la intención será plantear "ideas contrarias al libre mercado que plantea el Gobierno nacional", y "ver de qué manera nosotros podemos acompañar, regular, eximir, subsidiar o las cosas que surjan para ayudar a SanCor". El legislador destacó que "en principio se pueden plantear las legislaciones comunes para defender los puestos de trabajo", y que más allá de llevar adelante modificaciones desde el punto administrativo y del directorio, "lo que nosotros no podemos es no hacer nada y dejar que el tiempo transcurra y que la termine comprando una empresa de afuera", comentó Rubeo, en declaraciones al Diario Uno de Santa Fe.

Con este panorama, la Cámara de Diputados santafesina emitió una declaración expresando su preocupación por la situación laboral de los 64 trabajadores de la planta de Centeno, así como por los más de 4000 trabajadores que se están viendo afectados por los problemas de la firma. En un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNV) enviado ayer, SanCor reconoció oficialmente que el 6 de marzo suspendió la actividad en sus plantas de Centeno (Santa Fe) y Moldes (Córdoba), además de la de Charlone (Buenos Aires), el 10 del mismo mes, y aclaró que "no se ha cesanteado a ningún trabajador sino que se otorgaron licencias, en virtud de las referidas suspensiones de actividad en las citadas plantas".

Justamente en Centeno, el ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, recorrió el fin de semana la planta y afirmó que hay dos empresas lácteas de la provincia de Buenos Aires interesadas en comprar la planta. En declaraciones a El Cronista el funcionario afirmó que se manejaban tres variantes para evitar el cierre de la fábrica: "Agotar las instancias para la venta a otro grupo, alquilar la planta a un fondo privado o que se haga cargo una cooperativa de trabajo liderada por los propios empleados de la fábrica".

Fuente: Cronista

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.