Bonadio procesó a Cristina y a sus dos hijos en la causa Los Sauces

El juez además embargó a la expresidenta por un monto de 130 millones de pesos. También fueron procesados sus hijos Florencia y Máximo Kirchner.

El juez federal Claudio Bonadio procesó a la expresidenta Cristina Kirchner por la causa Los Sauces y dispuso un embargo sobre sus bienes por $130 millones sobre sus bienes. Además fueron procesados los hijos de la exmandataria, Florencia Kirchner y Máximo Kirchner, por el delito de "asociación ilícita", y a los empresarios K Lázaro Báez y Cristóbal López, entre otros. Ninguno de ellos podrá salir del país.

El eje de la causa Los Sauces pasa por determinar si Cristina recibió coimas de parte de López y Báez (actualmente detenido y procesado en la causa de La Ruta del Dinero K) a través del alquiler de inmuebles, a cambio de contratos del Estado.

En la causa el magistrado investiga "los múltiples vínculos comerciales, financieros y/o laborales", entre la familia Kirchner y los empresarios, que le aseguraron a la inmobiliaria de la exfamilia presidencial el 86 % de la facturación de la sociedad.

Por primera vez los hijos de la expresidenta son procesados en una causa por corrupción, que también fueron embargados: Máximo por $ 130 millones, y Florencia, por $ 100 millones. Estas medidas alcanzan además a Báez ($ 130 millones), López y su socio Fabián de Sousa ($100 millones cada uno) y la sobrina de la exmandataria, Romina Mercado ($100 millones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.