Grupo IVISA en la mira: Investigan posible estafa millonaria a través de la Quiniela de Mendoza

Casino de Mendoza.
Por E. Simón
@simondixit 
A partir de la denuncia anónima de un quinielero, Fiscalía de Estado de Mendoza quiere saber si hubo un "agujero" en el sistema de captura de apuestas para cobrar premios prescriptos del juego de azar. 

Así lo informó diario El Sol. IVISA, la empresa sospechada, tiene negocios en San Juan y Mendoza.

Fiscalía de Estado comenzó a investigar una posible estafa millonaria en el Instituto de Juegos y Casinos, a través del cobro irregular de los premios prescriptos en la Quiniela de Mendoza debido a un “agujero” informático en el sistema de captura de apuestas online en las agencias oficiales.

Entre las sospechas que se tienen en este caso, las miradas apuntan al Grupo IVISA, que maneja los casinos y tragamonedas en San Juan. La denuncia apunta contra la empresa que tiene a su cargo el sistema de captura de apuestas online en Mendoza. Al parecer Fiscalía entiende que no estarían dadas las condiciones de seguridad obligatorias en el difuso sistema que utilizan.

IVISA está a cargo del sistema de apuestas online en Mendoza desde hace 15 años, y, un dato no menor, durante la gestión justicialista se le dio la prórroga del contrato luego de una primera licitación que terminó en escándalo porque las dos oferentes habían aumentado el cánon de retención por apuesta. Aquella licitación se terminó cayendo porque implicaba un perjuicio para el Estado. Luego se hizo un segundo concurso donde IVISA fue la única en competir, pero con una oferta mejor.

En San Juan IVISA nunca tuvo que ir a licitación ya que le dieron todos los negocios de manera directa, sumergiendo a las gestiones de Escobar y de Gioja en un manto de dudas que aún despierta desconfianza, aunque ningún diputado de la provincia haya intentado investigar el tema.


El escándalo de IVISA en Mendoza
Según publicó el prestigioso diario El Sol, el hecho irregular saltó por la denuncia anónima de un quinielero, en octubre de 2016, pero fue formalizada el 15 de febrero de 2017 por la Unión Personal de Juegos y Casinos Mendoza, que le pidió averiguar al fiscal Fernando Simón una serie de hechos que afectaría al patrimonio provincial, considerando que el dinero recolectado en la quiniela alimenta los fondos para programas sociales y de salud, pero también a los empleados del organismo.

A partir del tenor de la denuncia, abogados de Fiscalía de Estado de Mendoza se hicieron presentes en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos para comenzar a recolectar documentación durante cuatro horas.

Desde el organismo de juegos señalaron que no hicieron la denuncia correspondiente porque hasta el momento no tienen pruebas de estas irregularidades y explicaron que, luego de la denuncia, tuvieron que hacer modificaciones en el sistema de cobro.

Los premios prescriptos son aquellas apuestas que resultaron ganadoras pero cuyo plazo para cobrar ya venció y nadie se presentó para hacer efectivo el pago. Cumplido este plazo, 15 días hábiles, estos premios quedan como “ingresos extraordinarios”. Para entender la magnitud, sólo en premios prescriptos se logran juntar pozos que en algunos casos superarían 1 millón de pesos.


¿Cómo se habría implementado este “robo hormiga”?
Diario El Sol explica que según la denuncia, luego de que se realiza el sorteo y se establece la cantidad de apuestas premiadas, por el sistema se ingresa en la cuenta de cada agente oficial el monto de premios y se individualiza cada apuesta premiada. Así, los tickets ganadores sólo pueden ser cobrados en esa agencia oficial donde se realizó.

Estas boletas cuentan con dos series de números que sirven para identificar cada apuesta, a modo de control. Es el ID. Ticket. El primero de estos números de 8 dígitos figura en los listados que emite el sistema para identificar las boletas premiadas. La otra cifra, de 16 dígitos, sólo figuran en la boleta que se entrega al apostador. Esto asegura que el premio sólo puede ser descargado del sistema teniendo a la vista la boleta premiada.

Una vez realizado el pago de premios y descargado del sistema, el agente oficial de quiniela debe remitir la boleta al Instituto Provincial de Juegos y Casinos en un plazo de 24 horas de realizada la descarga, para que la boleta premiada y pagada quede en el organismo de juegos como documentación oficial y comprobante del pago.

Si el apostador no fue a cobrar su premio en los 15 días corridos, esa apuesta ganadora pasa a formar parte del fondo de los premios prescriptos, a través del débito que realiza el  Instituto Provincial de Juegos y Casinos a la cuenta del quinielero para reintegrarlo a las arcas estatales. Dado que el sistema de apuestas es innominado, los premios se otorgan al portador del ticket ganador.

La denuncia verbal del agenciero apuntaba que el sistema había quedado “abierto”: se podía cobrar sin contar con el ticket original. En otras palabras, que se podían descargar del sistema los premios pero sin la obligación de ingresar la segunda serie numérica de seguridad que posee la boleta del ganador.

El cobro se realizaba el día del vencimiento y se descargaban aquellos boletos premiados que no habían sido cobrados, ingresando sólo la primera serie numérica. Por esto, la sospecha es que tampoco se habrían remitido los comprobantes originales al Instituto Provincial de Juegos y Casinos, organismo que preside Josefina Canale. Se trata de montos pequeños, según confirmaron, por eso los definen como “robo hormiga”.



San Juan: Hotel Casino Del Bono,
del Grupo IVISA.
La empresa IVISA en la mira
La denuncia también apunta contra la empresa IVISA, que es la que tiene a cargo el sistema de captura de apuestas online. Según se sospecha, no estarían dadas las condiciones de seguridad obligatorias.

IVISA está a cargo desde hace 15 años de las apuestas online. Además, durante la gestión justicialista se le dio la prórroga del contrato luego de una primera licitación que terminó en escándalo porque las dos oferentes, entre ellas IVISA, había aumentado el canon de retención por apuesta. Aquella licitación se terminó cayendo porque implicaba un perjuicio para el Estado, por lo que se hizo un segundo concurso donde IVISA fue la única en competir pero con una oferta mejor.

Según lo denunciado por el gremio, consideran que esta estafa  los perjudica directamente puesto que el 65 por ciento de los premios prescriptos está destinado por acuerdo paritario a los trabajadores del organismo como bonificación en el sueldo. En tanto, el 35 por ciento restante vuelve a las arcas del Estado como ganancia para ser dirigido a programas de salud y sociales.

Fuentes: Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza y Diario El Sol

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.