Crece la ludopatía: Mientras en Mendoza cierran casinos en San Juan piensan abrir uno nuevo

Guillermo Ruíz, un hombre clave
en el Gobierno de Gioja.
Por E. Simón
@simondixit
La ludopatía se ha convertido en un flagelo fulminante que cae sin piedad sobre las personas más pobres. En la fantasía de salvar el mes, los trabajadores de bajos ingresos acuden a los casinos para apostar hasta lo que no tienen en tragamonedas y demás opciones. 


Gobierno de Mendoza ya cerró
tres casinos para enfrentar
la creciente ludopatía.
Por ello el Gobierno de Mendoza cerró tres salas de juego. En tanto, el Presidente de la Caja de Acción Social de San Juan, Guillermo Condorito Ruíz, estaría planeando concesionarle una nueva sala al Grupo Ivisa para que se instale en Albardón.

En Valle de Uco, Mendoza, cerraron el casino. La decisión del Gobierno de Mendoza fue tomada debido al crecimiento de la ludopatía, una patología psicológica que afecta a personas desesperadas por el juego. Más tarde cerraron las salas que funcionaban en Tunuyán y Tupungato, las tres explotadas por el Grupo Ivisa, que también opera en San Juan. La medida responde a que, en esas localidades, el juego generó un notable perjuicio a los salarios de los pobladores. Según informó el organismo oficial, la ludopatía creció de manera obscena.

Por su parte, en San Juan, el Grupo Ivisa tiene casinos en zonas castigadas por la miseria, tal el caso de Rawson, Caucete y Chimbas. No conformes con tamaño despropósito, el Presidente de la Caja de Acción Social de San Juan, Guillermo Condorito Ruiz, estaría planeando concesionarle una nueva sala al Grupo Ivisa para que se instale en Albardón, otra zona diezmada por la pobreza y los salarios bajos. Si la idea es perjudicar a los pobres, con esta política de juego seguro lo consiguen.

José Luis Gioja es noticia nacional,
para bochorno de los sanjuaninos.
Cabe señalar que Guillermo Condorito Ruiz es un funcionario "heredado" por el Gobernador Sergio Uñac, ya que viene en el puesto desde la gestión de José Luis Gioja, el exgobernador de San Juan hoy investigado en la Justicia por posibles sobreprecios en perjuicio del Estado por la contratación de una ART. No en vano se presume que hubo un sobreprecio de 3.500.000.000 de pesos en un lapso de 12 años de gobierno.

Sin dudas Ruiz es un hombre fiel al modelo de giojista y seguramente le debe fidelidad al exgobernador investigado. Por momentos, y haciendo abuso de la ingenuidad tardía, no se entiende cómo es que el nuevo gobernador confía en un hombre clave de la anterior gestión, sospechada de perjuicio al Estado.


Qué es la ludopatía
Ludopatía es la adicción patológica a los juegos de azar y las apuestas. Esta adicción consiste en un deseo irreprimible de jugar pese a que la persona es conciente de las consecuencias.

En un sentido técnico, sin embargo, la ludopatía no es una adicción, sino un trastorno en el control de los impulsos, semejante a la cleptomanía (el robo compulsivo de objetos) y la piromanía (la obsesión por el fuego).

El origen etimológico de este término se encuentra en el latín. Así, podemos observar que es fruto de la suma de dos vocablos de dicha lengua: ludus, que es sinónimo de “juego”, y patia, que puede traducirse como “enfermedad”.

La ludopatía es diagnosticada a partir de diversos síntomas, como los pensamientos frecuentes sobre el juego, la irritabilidad cuando se intenta dejarlo o reducirlo y la utilización del juego como un mecanismo de evasión.


Casi un 40% de las salas se abrieron con el kirchnerismo
Desde 2003 el sector vivió una explosión. En los últimos diez años se abrieron 148 casinos, salones de tragamonedas y bingos, de un total de 378. El control de la recaudación está bajo sospecha. Uno de los favorecidos fue Cristóbal López, quien hizo buenas migas con Néstor y Cristina Kirchner.

Durante la Década Robada de la Banda Kirchnerista, las salas de juego (una categoría que incluye casinos, locales con tragamonedas y bingos) se incrementaron en un 64%. De las 378 salas que existen en el país, 148 se abrieron en el período 2004-2014. Eso indica que casi un 40% de ellas fueron creadas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, una expansión que no conoce registros similares.

En la Argentina, las cifras que mueve el rubro -que en todo el mundo suele estar bajo la lupa de los investigadores de lavado de dinero– son impactantes.

Las últimas estimaciones, según registros oficiales de las loterías provinciales, arrojan que el juego en todas sus variantes mueve una cifra anual de $105 mil millones en todo el país. Ese dato figura en el libro recientemente publicado “El Poder del Juego”, donde sus autores –los periodistas Ramón Indart y Federico Poore– revelan que el negocio está concentrado en 15 grupos, pero cinco de ellos son los que se llevan la tajada más grande si se observa su facturación.

El aluvión de nuevos locales para apostar que llegó en la última década tuvo como protagonista al empresario Cristóbal López, que en el período 2007-2014 abrió 12 salas de juego en diferentes provincias. También MAC Group de Benito Roggio y Miguel Ángel Caruso, durante el 2006 abrió nuevas seis instalaciones de Hoteles – Casino y al año siguiente proyectaba la apertura de ocho más.

De las 378 casas de juegos registradas, 148 se abrieron desde 2004 a la fecha, según datos de un informe del diputado nacional Fabián Peralta (GEN-FAP). En cinco años, de 2005 hasta 2010, llegaron a inaugurarse 22 casinos en diferentes provincias y la expansión de los tragamonedas fue la más significativa en esos locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.