El Gobierno sale a poner 450.000.000 millones de pesos para salvar a Sancor

Lo anticipó el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien advirtió: "La empresa tiene que hacerse cargo del desmanejo que ha tenido".

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, anunció que hoy se firmará un acuerdo para liberar fondos por $450 millones para Sancor, que incluye el compromiso de un nuevo convenio colectivo de trabajo y la rebaja del bono que cobra el sindicato.

Así lo anticipó el funcionario en declaraciones a radio Mitre. La resolución llega después de dos meses de idas y vueltas con la empresa líder en lácteos, ahorcada financieramente, y de que en las góndolas de los supermercados se notara el faltante de los productos.


Las negociaciones incluyeron al Gobierno, a la empresa y al sindicato, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra). El Ejecutivo exigió a Sancor un plan de reestructuración, al considerar que su cúpula ejecutiva tuvo un desmanejo financiero durante años. Y también pidió al gremio que resigne un aporte extraordinario de 3000 pesos por trabajador en toda la industria láctea. Ese bono se suma a las cargas legales que pagan las compañías.

Luego de duras negociaciones, Atilra -que ya había convalidador diferir los pagos salariales de Sancor- había ofertado mantener la contribución en 1000 pesos por un período determiando, pero el presidente Mauricio Macri reclamó su eliminación total.

En ese contexto, Atilra decidió por unanimidad iniciar un paro general de 24 horas en todas las empresas del país en reclamo de la inmediata reactivación de la cooperativa Sancor y la preservación de 4.000 puestos de trabajo en sus 16 plantas.

Pero anoche, las partes llegaron a un principio de acuerdo. "Acabamos de firmar un acta en el marco del Ministerio de Trabajo de la Nación", indicó Atilra en un comunicado firmado por su secretario general, Héctor Ponce. "El acuerdo definitivo se firmará manaña al mediodía", continuó, y contiene detalles sobre "aportes con destino a Atilra", "liberación de fondos para Sancor" y "tratamiento en un futuro próximo del Convenio Colectivo de Trabajo".

Sancor es una empresa cooperativa, un enclave regional del que viven pueblos enteros de Santa Fe, Córdoba y el norte de Buenos Aires. El cierre de plantas y la reestructuración pone en apuro a esas provincias. Por eso, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, reclama una solución definitiva.

"Uno entiende todos los argumentos, del gobierno, de la empresa, del gremio, todos tienen explicaciones para dar, pero lo que nos preocupa a nosotros es que tenemos un paciente en terapia intensiva y podemos discutir mucho sobre los diagnósticos y sobre los tratamientos de largo plazo, pero el problema es que si no le damos una transfusión de sangre en forma inmediata corre riesgo la vida del paciente", consideró ayer el gobernador santafesino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.