¿Ignorancia supina o error histórico?

Por E. Simón 
@simondixit 
El Ministro de Defensa, Julio Martínez, explicó cómo se produjo el "error histórico grave" en el palco oficial del 25 de mayo pasado. Dijo que se trató de "una metida de pata". ¿Estamos ante una dirigencia compuesta por ignorantes cooptados por el marketing o ante un olvido nimio e insignificante? Pasamos de un gobierno de cacos a un gobierno de bobys. Que Dios ayude a la patria.

El ministro de Defensa, Julio Martínez, calificó como una "metida de pata" por parte de los organizadores del desfile militar que hayan incluido una bandera en el palco oficial con la inscripción 1816-2017, con la que pretendían aludir al 207 aniversario de la Revolución de Mayo de 1810.

El funcionario aseguró que se advirtió el error al inicio del evento y que fue subsanado tapando el 6 con un 0, pero que el remiendo "se cayó" al final del desfile y dejó al descubierto el error.

Vale entonces explicar que en la bandera debió decir: 1810 - 2017. Pero lamentablemente estamos ante un Gobierno que hizo del descuido una forma de moverse. El marketing es la biblia de la política argentina y la falta de ideas es una constante que nos ha sometido a vivir en una pseudorepública sin debate.

Venimos de una década caracterizada por la cleptocracia. Esto es: Una banda organizada para saquear al Estado. O, si se quiere, una Runfla de Ladrones preparados para robarse todo.

Ahora tenemos a cargo del gobierno a una Legión de ignorantes ridículos que se esmeran día a día en perfeccionar la zoncera que los pone en el podio de la tilinguería snob.

"Ese es un cartel, un banner que había por ahí que alguien metió la pata", dijo el ministro, aunque luego reconoció como un "error histórico grave" confundir el año de la Declaración de la Independencia, 1816, con el de la Revolución de Mayo, 1810.

La bandera con la inscripción 1810-2017 pudo verse en el palco de avenida del Libertador, durante el desfile militar que se realizó en el marco de los festejos por los 207 años de la Revolución de Mayo. Detrás del palco oficial en el que se encontraba toda la plana mayor de las Fuerzas Armadas.

Un error puede ser cometido por cualquiera de nosotros pero a estos atolondrados ya no hay con qué darles.

Los argentinos y argentinas tenemos mala suerte. O nos toca un boby alelado y anodino, o nos toca una ladrona de alta escuela portadora de un discurso repugnante e hipócrita.

Así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.