Imputaron por delitos de lesa humanidad al Juez de la Corte Caballero Vidal

El fiscal federal Francisco Maldonado, sostuvo que el Juez de la Corte, Caballero Vidal, fue parte del plan represivo ejecutado por la última dictadura cívico - militar y pidió su indagatoria.

Juan Carlos Caballero Vidal formó parte del plan represivo ejecutado por la última dictadura cívico - militar, cuando era juez penal de primera instancia, ésa es la imputación que se le hace al actual miembor de la Corte Suprema de JUsticia de San Juan.

Según explican medios locales, pese al cargo institucional que tenía, no hizo nada ante un pedido sobre el paradero y libertad de una víctima que fue secuestrada, torturada y a la que además le robaron. Es por ello que el representante del Ministerio Público lo imputó como partícipe necesario de los delitos de tormentos agravados, privación ilegítima de la libertad y robo agravado, además de señalarlo como integrante de una asociación ilícita y de no promover la investigación penal.

Asimismo, se considera que es el responsable de mantener amenazas al abogado de la persona que fue detenida ilegalmente. Ante este panorama, el Juez Leopoldo Rago Gallo pidió que se lo llame a indagatoria por considerarlo partícipe de esos delitos de lesa humanidad.

Desde el juzgado señalaron que Rago Gallo comenzará a llevar a cabo las medidas solicitadas por el fiscal, incluida, la indagatoria. No hay registro en la historia de de la provincia de que un ministro de la Corte de Justicia tenga que rendir cuentas por delitos de lesa humanidad.

Este caso salió a la luz el 8 de mayo, en una audiencia del megajuicio por delitos de lesa humanidad. El testigo Pedro Bayugar contó que fue abogado de Héctor Cevinelli y tras su secuestro, el 12 de marzo de 1977, presentó un habeas corpus ante Caballero Vidal, quien en esa época era el titular del Juzgado de la Sexta Denominación de San Juan.

Según relata hoy Diario de Cuyo, luego de que Cevinelli fuera liberado, Bayugar se reunió con Caballero Vidal en el Juzgado para informarle de esa situación, a lo que este último le respondió que “sabía que Cevinelli no tenía nada que ver con la subversión y que tenía muchas posibilidades de aparecer” y le reconoció que conocía que la víctima “había tenido algunos conflictos con el comedor universitario”. Además, el abogado le comentó al juez que quedaba el tema del robo de una moto y algunas otras cosas personales, como una máquina de escribir. Fue en ese momento, en el que el magistrado le dijo: “Supongo que tendrán poderosas razones para olvidarse de todo lo sucedido”. Mientras pronunciaba esa frase, expresó que Caballero Vidal sacó una pistola 9 milímetros del cajón y la puso arriba del escritorio. Ante eso, Bayugar manifestó que le dijo que sí, se retiró y le explicó a la esposa de Cevinelli que, palabras más palabras menos, que dejaran de lado esos detalles, ya que su marido había aparecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.