Inglaterra bajo ataque

Por Roberto Ferraris 
(desde Inglaterra) 
En las últimas semanas la población civil de Inglaterra se ha visto particularmente bajo fuego.

En Manchester parece ser que el 22 fue el número que marcó la desgracia. El 22 de Mayo a las 22:30 horas a la salida del concierto de Ariana Grande, 22 personas resultaron fatalmente heridas como resultado de la acción cobarde y barbárica de un joven de origen libio de 22 años, Salman Abedi.


Londres 3 de Junio en una reconocida zona turística y vida nocturna, 3 terroristas armados de machetes van por la calle degollando a quien encuentran a su paso. Siete víctimas fatales hasta que en el minuto 8 llega la policía y abate a los atacantes.

No es casualidad que esto esté sucediendo ya que es un momento particularmente vulnerable del Reino Unido. Cualquier ataque militar de envergadura en el exterior necesita la aprobación del parlamento y este ha sido disuelto el 3 de Mayo por el llamado anticipado a las elecciones del 8 de Junio.

Lo sucedido tiene muchas similitudes con los atentados en del 11 de marzo del 2004 en España, sólo 3 días antes de las elecciones. Según varios analistas los atentados del 11M hicieron que los indecisos votaran por la izquierda opositora. La izquierda veía a los atentados como secuelas de las intervenciones internacionales y además promocionaban el retiro de las tropas españolas.

En el Reino Unido la situación no es muy diferente, la izquierda laborista liderada por Jeremy Corbyn no se hizo esperar en las declaraciones. A menos de tres días del atentado de Manchester, Corbyn resaltaba las “conexiones entre las guerras que nuestro gobierno ha soportado o peleado en otros países y los ataques terroristas aquí en casa”. Jeremy conscientemente o no plantó la semilla de esa idea pero no se han hecho grandes ecos ya que sacar provecho político de los ataques puede ser muy controvertido y delicado.

Más allá de las conexiones entre enfrentamientos entre los países Europeos y los grupos barbáricos que usan el terrorismo, el Reino Unido no es España y los eventos sociales son impredecibles. Además han sido muchos los hechos terroristas que están ligados cosas muy diferentes a las acciones bélicas en el extranjero tales como los sucesos en Paris por las publicaciones de Charlie Hebdo, el ataque de Stocolmo del 2017, de Copenhagen en el 2015 o incluso los ataques a la AMIA y la embajada de Israel en Argentina durante los 90.

Será el caso de continuar con calma infinita e imaginar como John Lennon que algún día la paz reine en el mundo.

Especial de Roberto Ferraris 
para El País Diario desde Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.