¿Tomamos un café?: Con sólo una taza al día se puede reducir el riesgo de padecer cáncer de hígado

¿Cuántas veces al día escuchás o leés esa frase? "¿Tomamos un café?", te dicen en la calle, en el trabajo, en tu casa o te la envían al WhtasApp. Y vos ni idea de que el café es muy bueno y puede ayudar a reducir riesgos de contraer cáncer de hígado, la segunda causa principal de muerte por cáncer a nivel mundial. Enterate.

Beber más café podría reducir el riesgo de desarrollar la forma más común de cáncer de hígado, el l carcinoma hepatocelular (HCC), de acuerdo con un estudio dirigido por la Universidad de Southampton (Reino Unido).

Un estudio encontró que beber una taza más de café con cafeína al día se asoció con una reducción del 20% en el riesgo de desarrollar este cáncer; beber dos tazas más fue asociado a una reducción del 35% y hasta cinco tazas con una reducción del 50% menos de riesgo.

Eso sí, la protección era la misma para los bebedores frecuentes de café ya existentes como para aquellos que no lo bebían normalmente, y cuanto más café consumía el paciente, mayor era el efecto, aunque había pocos datos disponibles por encima de cinco tazas al día.

También se descubrió que el café descafeinado tenía el mismo efecto beneficioso, aunque menos marcado que con el café tradicional.

La investigación, publicada en la revista British Medical Journal Open (BMJ), examinó los datos de 26 estudios observacionales, en los que participaron más de 2,25 millones de participantes, con objeto de calcular los riesgos relativos de desarrollar carcinoma hepatocelular bebiendo entre una y cinco tazas de café con cafeína al día.

El autor principal, el doctor Oliver Kennedy, de la Universidad de Southampton, dijo: "Se cree que el café posee una serie de beneficios para la salud, y estos últimos hallazgos sugieren que podría tener un efecto significativo en el riesgo de cáncer de hígado. No estamos sugiriendo que todo el mundo deba empezar a beber cinco tazas de café al día, eso

sí. Tiene que haber más investigación sobre los posibles daños de la alta ingesta de cafeína, y hay evidencias de que debe evitarse en ciertos grupos, como en las mujeres

embarazadas. Sin embargo, nuestros hallazgos son un avance importante dada la creciente evidencia de carcinoma hepatocelular a nivel mundial y su mal pronóstico".

Y es que este cáncer de hígado es la segunda causa principal de muerte por cáncer a nivel mundial debido a su mal pronóstico y alta frecuencia, especialmente en China y el sudeste de Asia. Se desarrolla principalmente en personas que ya sufren de enfermedad hepática crónica. Se estima que, para el año 2030, el número de nuevos casos anualmente habrá aumentado en un 50% a más de 1,2 millones de personas.

"El siguiente paso será que los científicos investiguen la efectividad, a través de ensayos aleatorios, del aumento del consumo de café para aquellos con riesgo de cáncer de hígado", concluye Kennedy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.