11.2 C
San Juan
12 de julio de 2020

Un 20 de junio de 1973 los peronistas protagonizaron la Masacre de Ezeiza

Hace 47 años, el retorno del Pocho Perón a Argentina acarreó una serie de desencuentros entre las fracciones que tenía el peronismo. El general fascista llegaba al Aeropuerto de Ezeiza y, los enfrentamientos armados por diferencias ideológicas, dejó un saldo de 13 muertes y cientos de heridos.

Luego de haber pasado 18 años de exilio, el líder y fundador del Justicialismo, Juan Domingo Perón, volvía al país. La matanza entre propios sucedió un 20 de junio de 1973. Fue uno de los puntos álgidos de un ciclo violento y bravucón que marcó a Argentina por décadas.

La llegada del Pocho fue vivida con fervor por los distintos grupos que albergaba el peronismo. Se movilizaron miles de militantes y adherentes hasta el Aeropuerto de Ezeiza, situado en Buenos Aires. Allí aterrizaría el avión que traía de vuelta al expresidente.

El episodio, hoy inscripto en la historia como La Masacre de Ezeiza. El nombre se refiere a un tiroteo entre fracciones que se desató en cercanías del Aeropuerto de Ezeiza.

Entre los sectores del peronismo que acudieron a recibir a su líder, se encontraban grupos radicalizados y fanáticos como Montoneros y la Juventud Peronista. Además dio su presente la derecha justicialista, representada por los sindicalistas de la CGT.

En un intento bravucón e incomprensible por mostrar movilización de gente, los peronistas de izquierda quisieron irse a los puestos más próximos al avión. Pero, cuando lo hicieron, fueron atacados con armas de fuego desde el palco. Los disparos llegaron desde quienes habían organizado el acto de bienvenida al Pocho Perón, un fascista ecléctico y autoritario que sembró la violencia en Argentina, al igual que los militares asesinos que dieron sucesivos golpes de Estado durante aquellas décadas oscuras y trágicas.

Si bien los resultados precisos de aquella matanza nunca se dieron a conocer, se calcula que hubo un saldo de 13 muertos y más de 300 heridos.

Perón se refirió a aquel episodio sangriento con las siguientes palabras: "Yo ya estoy amortizado", y agregó con cierto cinismo que "los peronistas tenemos que retornar a la conducción de nuestro movimiento, ponerlo en marcha y neutralizar a los que pretenden deformarlo de abajo o desde arriba".

Cómo se gestó el recibimiento a Perón

Algo importante de aquel nefasto hecho histórico, es que el 15 de junio de 1973, el presidente de Argentina en ejercicio, Héctor José Cámpora, había viajado en visita oficial a España para acompañar a Perón en su retorno definitivo al país.

Para la recepción del Pocho, Cámpora dejó en manos de las autoridades partidarias la elección del lugar donde se montaría el palco.

Los peronistas de la cúpula partidaria desecharon hacerlo en Plaza de Mayo o sobre avenida 9 de Julio. Fue entonces cuando Cámpora optó, a propuesta del Coronel retirado Jorge Manuel Osinde, hacerlo en el cruce de la Autopista Ricchieri con la Ruta 205, sobre el puente del Trébol, a 3 kilómetros del Aeropuerto de Ezeiza.

Todo terminó mal: una vez más, Argentina se convertía en presa fácil de la violencia fogoneada desde el poder de turno.

Así nos fue.

23,194FansMe gusta
3,515SeguidoresSeguir
5,155SeguidoresSeguir
347SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias

Israel: Gobierno denuncia como "ataque terrorista sanitario" una protesta en su contra

El Gobierno israelí, encabezado por Benjamín Netanyahu, reaccionó ante una marcha que no respetó la distancia social. La protesta fue para exigir...
00:02:09

Desidia kirchnerista: las ruinas del "Tren de los Pueblos Libres" a 9 años de su inauguración

La aventura de unir Buenos Aires con el Uruguay a través del puente del complejo de Salto Grande, duró tan sólo...

A las neodecadentistas mentes de mi generación

Podría decirles, como Allen Ginsberg, que "vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura". Las vi "hambrientas, histéricas,...

Éxito rotundo en la primera jornada de circuitos turísticos de Capital

Los sanjuaninos pudieron disfrutar del primer circuito cívico cultural en monopatín por los lugares emblemáticos de la ciudad. Otros también optaron...