Miércoles, 22 Enero 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 10 Diciembre 2019 14:30

Asumió Alberto Fernández: "Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina"

Por El País Diario

El mandatario juró ante la Asamblea Legislativa y pronunció su primer discurso de Gobierno. Reforma judicial, intervención en la Agencia de Inteligencia y agenda feminista entre los anuncios.

El Presidente Alberto Fernández convocó este mediodía "a la unidad de toda la Argentina en pos de un nuevo contrato ciudadano social y una nueva mirada de humanidad".

"Vengo a convocar a la unidad de toda la argentina en pos de un nuevo contrato ciudadano social, fraterno y solidario", sostuvo el flamante mandatario en el Congreso. En su discurso de asunción, el jefe de Estado destacó su "compromiso democrático" para que se garantice "el respeto a los disensos".

"Las insuficiencias y problemas de la democracia se resuelven con más democracia", aseguró y agregó: "estoy seguro en que todos vamos a coincidir en que hemos llegado a esta situación porque se han aplicado muy malas políticas económicas. Esa serie de decisiones fueron determinantes para que el pueblo argentino en su mayoría las descalificara en las últimas elecciones".

"Es tiempo de comenzar por los últimos, para después poder llegar a todos: este es el espíritu que hoy inauguramos. Los convoco sin distinciones a poner a la Argentina de pie, que comienza a caminar, con desarrollo y justicia social".
Anticipó además que en los próximos días convocará a "trabajadores, empresarios, representantes del campo y a diversas expresiones sociales para la puesta en marcha de un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia".

"La Nación está endeudada, con un manto de inestabilidad que desecha cualquier posibilidad de desarrollo y que deja al país rehén de los mercados financieros internacionales", advirtió. "Tenemos que sortear ese escenario. Para poner a Argentina de pie el proyecto debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado".

"La Argentina que buscamos construir es una Argentina que crezca e incluya. Una Argentina en donde haya incentivos para producir y no para especular", agregó.

"No hay progreso sin orden económico", indicó y aclaró que "para reordenar a la economía necesitamos salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda que se ha impuesto en los cuatro años que hoy acaban. En esa acción de reordenamiento, vamos a proteger a los sectores más vulnerables".

"Necesitamos aliviar la carga de la deuda para poder cambiar la realidad. Debemos volver a desarrollar una economía productiva que nos permita exportar y así generar capacidad de pago", aseveró, y añadió: "Quiero que todos comprendamos que el gobierno que acaba de terminar su mandato, ha dejado al país en una situación de virtual default", subrayó Fernández. "Por momentos siento estar transitando el mismo laberinto que nos atrapó en 2003 y del que pudimos salir con el esfuerzo del conjunto social".

En su discurso de asunción, Fernández enumeró los indicadores económicos que recibe de la gestión de Mauricio Macri y advirtió que "detrás de estos terroríficos números hay seres humanos con expectativas minadas".

Asimismo, confirmó que no le dará tratamiento parlamentario al proyecto de Presupuesto enviado por Macri: "No refleja las realidades sociales ni los compromisos de deuda que se han asumido".

Tal como había anticipado durante la transición, Fernández dijo que declarará la emergencia sanitaria para que todos tengan una atención de calidad". Justificó esa medida en la necesidad de "poder actuar con prontitud".

En otro tramo de su discurso, el presidente prometió poner en marcha una "reactivación de obras públicas en todo el país" y "garantizar la absoluta transparencia en la administración de los recursos destinados" a ese plan.

"Es tiempo de ciudadanizar la democracia", planteó luego y comenzó un párrafo con fuertes críticas al poder judicial. "Sin una justicia independiente del poder político no hay República ni democracia", sostuvo.

Y siguió: "Sólo existe una corporación de jueces atentos a satisfacer el deseo de los poderosos y a castigar sin razón a quienes lo enfrentan. Hemos visto el deterioro judicial en los últimos años, hemos visto persecuciones indebidas, detenciones arbitrarias inducidas por quienes gobiernan y silenciadas por cierta complacencia mediática".

"Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos de turno", completó y anunció el envío al Congreso de un proyecto para una reforma integral del sistema de justicia.

Después, avanzó con un anuncio trascendente vinculado a la actividad de los servicios de inteligencia.

"He decidido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia", anunció. "Queremos impulsar una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado. Como paso inmediato dispondré la derogación del decreto 656/2016 que fue una de las primeras y penosas medidas que la administración anterior promovió y que significó consagrar el secreto para el empleo de los fondos reservados por parte de los agentes de inteligencia del Estado".

Destacó sobre el final de su discurso que no quería dejar de mencionar "enfáticamente" que hará todos los esfuerzos necesarios para que "estén en un primer plano los derechos de las mujeres. 

"Buscaremos reducir a través de diversos instrumentos las desigualdades de género, económicas, políticas y culturales. Podremos especial énfasis en todas las cuestiones vinculadas al cuidado", dijo.

"Ni una menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la República", remarcó. "Es el deber del Estado reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación", aseveró.

Agregó que en Argentina "hay mucho sufrimiento por los estereotipos, los estigmas, las formas de vestir, por el color de la piel, por el origen étnico, el género o la orientación sexual", al tiempo que enfatizó: "Abrazaremos a todos quienes sean discriminados. Porque cualquier ser humano puede ser discriminado por lo que es. Y esa discriminación debe volverse imperdonable".