24.1 C
San Juan
26 de septiembre de 2020

Etiqueta: Boca Juniors

Violencia de Género: Boca decidió que Villa no juegue hasta que la Justicia se expida

Cuando salió a la luz la denuncia, desde el Xeneize habían decidido que siga entrenando y jugando con normalidad.

Sebastián Villa fue denunciado por violencia de género por su exnovia Daniela Cortés. Por este motivo, la dirigencia de Boca Juniors optó por suspender al jugador hasta que la Justicia se expida al respecto de su caso.

El Consejo de Fútbol, encabezado por Juan Román Riquelme, y la directiva, liderada por Jorge Amor Ameal, determinaron que el colombiano continúe entrenando con normalidad, pero que no juegue de manera oficial.

Esta nueva norma de Boca con Villa fue informada al entrenador Miguel Ángel Russo, pero gente cercana al exDeportes Tolima confirma que nadie de Boca habló con él para informarle la decisión.

El jugador está acusado de "lesiones leves calificadas por el vínculo y por tratarse de un hombre contra una mujer, mediando violencia de género, en concurso real con amenazas coactivas agravadas".

Jan Hurtado se fue de Boca al Red Bull Bragantino de Brasil

El delantero jugó 18 partidos con la azul y oro, de los cuales todos fueron en la era Alfaro y solo seis como titular.

Jan Carlos Hurtado se fue de Boca para jugar a préstamo al Red Bull Bragantino, equipo que en esta temporada volvió a la elite del fútbol brasileño y debutó este domingo en el Brasileirao 2020, con un empate como visitante ante Santos.

El delantero venezolano había quedado atrás en la consideración de Miguel Ángel Russo ante las renovaciones de Carlos Tevez y Mauro Zárate, más el inminente acuerdo por la continuidad de Franco Soldano, la presencia de Ramón Ábila y la chance de que se sume Silvio Romero.

Es por esto que hace varias semanas que se venía manejando la chance de salida de Hurtado, que había llegado al Xeneize hace un año, cuando Boca le compró el pase a Gimnasia por 5 millones de dólares. Ahora, los brasileños abonarán 150 mil dólares por el préstamo de un año y se quedarán con una opción de compra de 5,5 millones de la moneda estadounidense.

Hurtado jugó en Boca 18 partidos y marcó dos goles: a San Lorenzo, por la Superliga, y a River, en la semifinal de la Copa Libertadores. Toda su acción en el Xeneize fue con Gustavo Alfaro en el banco de suplentes.

Se cumplen 42 años de la primera hazaña de Boca campeón de la Copa Intercontinental

El 1 de agosto de 1978, el equipo de Toto Lorenzo derrotaba al Borussia Monchengladbach y se esgrimía como el mejor equipo del mundo.

Luego de la conquista de su primera Copa Libertadores en 1977, Boca tenía la chance de convertirse en el cuarto equipo en conquistar la Copa Intercontinental tras lo logrado por Racing (1967), Estudiantes de La Plata (1968) e Independiente (1973) y por delante aparecía el subcampeón de la Copa de Europa.

Resulta que por una decisión de Liverpool de renunciar a la competencia, aparecía en el horizonte Borussia Monchengladbach de Alemania. Y esa no fue la única situación curiosa, sino que los partidos debieron postergarse para el año 1978 por temas de calendario y se jugaron con cinco meses de diferencia.

En la ida, disputado en La Bombonera, el equipo de Toto Lorenzo rescató un empate 2 a 2 con goles de Mastrángelo y Ribolzi, y pensaba en el viaje a Europa con la posibilidad de lograr una hazaña similar a la del Pincha, cuando derrotó a Manchester United en Old Trafford.

El partido de vuelta, por su lado, se jugó el 1 de agosto, apenas 37 días después del título de Argentina en el Mundial y fue en la ciudad de Karlsruhe, donde se dio la gran sorpresa. Con una goleada por 3 a 0, el "xeneize" se convirtió en campéon por primera vez en su historia, gracias a los tantos de Felman Mastrángelo y Salinas, todos en el primer tiempo.

Así comenzaba una nueva era que iba a tener la repetición en América en 1978, sin poder coronarse a nivel Intercontinental y luego en el año 2000 iba a llegar la época dorada, en la que volvería a gritar campeón del mundo por dos veces, mas siendo el club argentino que más veces lo hizo.

Mauro Zárate firmó su nuevo contrato con Boca: "Sobran las palabras"

El delantero continuará en el xeneize hasta junio del 2021.

A poco de que regrese la actividad, Boca sigue saldando cuentas pendientes en cuanto a los contratos y esta vez tuvo que ver con la firma del nuevo vínculo de Mauro Zárate con la institución, que se extenderá hasta junio de 2021, con la chance de una ampliación automática para el mes de diciembre de 2021.

En este caso, la firma se hizo bastante lejos de Casa Amarilla y fue en el domicilio del delantero donde se llevó a cabo el nuevo vínculo con el xeneize, que tuvo como representantes a Jorge Bermúdez y Marcelo Delgados, del Consejo de Fútbol, y que además contó con la presencia de Walter Acevedo, actual representante del ex Vélez.

"El Club Atlético Boca Juniors anuncia que Mauro Zárate firmó la renovación de su contrato por un año con la opción de extender el vínculo por seis meses más. ¡Hay Mauro para rato!", publicó la institución con una serie de fotos, confirmando así la primera de las renovaciones, a la espera de lo que ocurrirá con Tevez y la chance de renovar el préstamos de Soldano.

"Sobran las palabras", publicó el delantero de 33 años, que estirará su vida en Boca, club al que llegó en julio de 2018, que en el último tiempo no tuvo los minutos esperados pero que fue pedido exclusivamente por Miguel Ángel Russo par continuar en el plantel, sabiendo todo lo que puede dar en ataque.

Murió Silvio Marzolini, ídolo de Boca y lateral irrepetible del fútbol argentino

Falleció a los 79 años por un tumor que se sumó a otras complicaciones de salud. Ganó siete títulos con el xeneize.

A los 79 años falleció Silvio Marzolini, víctima de un tumor que se sumó a otros quebrantos de salud sufridos en los últimos años. Figura de Boca durante casi 13 años, entre 1960 y 1972, se ganó la consideración de ser uno de los mejores laterales izquierdos de la Argentina. En el club xeneize ganó seis títulos como jugador y uno como director técnico.

Marzolini cumplió sobradamente con dos requisitos esenciales para ser considerado un gran futbolista: se adueñó del puesto de lateral izquierdo de Boca durante más de una década, período en el que obtuvo seis títulos locales, y desplegó un estilo de juego inconfundible, que cosechaba elogios, respeto y admiración, entre los suyos y los rivales. Siendo todo eso muy importante, no era lo único que lo definía. También representaba los valores de la caballerosidad deportiva, una prolongación de su elegante estampa.

Alto, zurdo, rubio y de ojos celestes, también de armoniosos movimientos, le tocó jugar en la época del fútbol en blanco y negro. De haberlo hecho en estos tiempos de globalización, el marketing lo hubiese encarado de frente como lo hacían los wines a los que encerraba contra la raya para quitarles la pelota.

Marzolini no se agotaba en su seductora pinta, en una masculinidad cinematográfica, como lo prueba su participación en tres películas. También estaba hecho de sustancia futbolística, llevaba adentro a un defensor tenaz para clausurar su banda y a un jugador que pedía pista con la pelota en los pies. Algunos historiadores recuerdan que en 1968 disputó dos partidos como wing izquierdo.

Tenía la impronta de los laterales brasileños para atacar y la firmeza argentina para defender. Una mixtura que lo convertía en uno de los mejores exponentes en una función que el fútbol argentino tiene carencias crónicas para cubrir. La historia de nuestro fútbol no es abundante en Marzolinis. Fue una rara avis en el ecosistema nacional. "Siempre me gustó jugar libre, tocar y mandarme arriba. No me conformo con defender, con quedarme allá atrás apretado. Puedo cumplir las dos funciones", le dijo a la revista El Gráfico en 1968.

Consolidado en Boca, el seleccionado era un destino natural. Participó en dos mundiales, el de Chile 1962 e Inglaterra 1966, donde la prensa lo eligió como el mejor lateral izquierdo del campeonato, por delante del destacado italiano Giacinto Facchetti. Marzolini integró la defensa argentina junto a "Pipo" Ferreiro, el "Mariscal" Perfumo y el tucumano Rafael Albrecht. El arquero era el "Tano" Antonio Roma, con quien había llegado a Boca desde Ferro.

Nacido el 4 de octubre de 1940 en Barracas y criado en Belgrano, Marzolini hizo las divisiones inferiores en Ferro, donde lo descubrió el maestro Bernardo "Nano" Gandulla, mientras su corazón de pibe palpitaba por Boca. De adolescente ya mostraba carácter y convicciones.

Se enfrentó con los dirigentes del club de Caballito porque entendía que frenaban su carrera hacia la primera división. Fue marginado durante un tiempo, pero no hubo manera de negarle un lugar. Debutó con 18 años y el destino se unió a sus deseos. Ese día enfrentó a Boca, cuyo presidente, el visionario Alberto J. Armando, advirtió el potencial que había en ese lateral izquierdo. A los pocos meses lo contrató junto con Roma.

Vistió la camiseta auriazul desde 1960 a 1972, período en el que disputó 408 partidos oficiales con solo dos expulsiones, más que otras glorias boquenses, como Rattin, Lazzatti, Pescia y Roma. Convirtió diez goles, porque a sus aptitudes técnicas le sumaba un buen cabezazo. Eventualmente podía ocupar la zaga central, donde más de un director técnico moderno de esta era lo hubiese aprovechado.

Fue campeón en tres campeonatos: 1962, 64 y 65, y dos Nacionales: 69 y 70, además de la Copa Argentina 69. Una de los mejores equipos que integró fue el de 1969, dirigido por Alfredo Di Stéfano, con Roma; Suñé, Meléndez, Rogel y Marzolini; Novello, Medina y Madurga; Ponce, Ángel Rojas y Peña; Rattín, Nicolau y Savoy eran recambios habituales.

Ese Boca se consagró con la satisfacción extra de haber dado la vuelta olímpica en el Monumental, el 14 de diciembre de 1969, tras un 2-2 frente a River. Marzolini era el capitán y una vez recordó esa circunstancia tan especial: "Nos habían pedido que ni se nos ocurriera dar la vuelta olímpica, pero con los jugadores ya habíamos decidido que la dábamos igual. Nos abrieron los grifos que había al costado". Tiene el récord de superclásicos oficiales disputados: 37.

Su identificación con Boca lo llevó a rechazar ofertas de Real Madrid, Milan, Lazio y Fiorentina. El presidente Armando fue testigo de cómo aquel joven impetuoso que fue a buscar, ya de grande era uno de los futbolistas que encabezó la huelga general de 1971, en reclamo de que fueran encuadrados como trabajadores comunes y no deportivos.

El choque entre la patronal y jugadores sindicalizados dejó heridas. Armando le dio el pase libre en 1972, con la condición de que jugara en el interior del país, pero Marzolini optó por retirarse a los 32 años. "Yo nunca me sentí ídolo. Sí admito que fui querido, admirado y respetado, y aún hoy me lo demuestran. Un día un fanático de Boca me dijo algo que me quedó grabado para siempre: ¿Sabe Marzonlini por qué los de Boca somos distintos? Porque los demás necesitan de un título para ser felices. Nosotros, con el solo hecho de ser de Boca, ya somos eternamente felices y agradecidos. Y es totalmente cierto, es la diferencia que existe entre los hinchas xeneizes y los demás", declaró a la revista Superfútbol en 1990.

Fuera de las canchas, pasó a ser modelo de una marca deportiva. Tras una primera experiencia como director técnico en All Boys, Boca le volvió a abrir las puertas en 1981. En sus manos ponían a un Diego Maradona de 20 años, recientemente contratado a Argentinos. Lo rodeó con Miguel Brindisi, Jorge Benítez y Hugo Perotti, respaldados desde atrás por Hugo Gatti, Oscar Ruggeri y Roberto Mouzo. Entrenador componedor, de bajo perfil, cedió el protagonismo a los jugadores, campeones en el Metropolitano 81.

Tras una gestión de un año, se fue de Boca y regresó en 1995, cuando se reencontró con la segunda etapa de Maradona. Pero ya no había posibilidad de revivir lo de 14 años atrás: la ajetreada vida de Maradona iba apagando su magia y alteraba la tranquilidad que necesita todo plantel. Marzolini decidió salir de la alta exposición de los bancos para ejercer de director de las divisiones inferiores de Banfield durante una década. También fue asesor de Hugo Porta en la secretaría de Deportes de la Nación, durante la presidencia de Carlos Menem. Ocasionalmente ejerció de comentarista en radio y televisión.

Su salud se fue agrietando entre problemas cardíacos y un incidente cerebrovascular. Detectado un tumor, pasó sus últimos días en su casa, rodeado del afecto de su esposa y dos hijas. Se fue Silvio, el jugador de la fina estampa y educados modales, un ídolo de Boca. Un lateral al que se recordará porque pasaron los años y sigue siendo irrepetible.

Bebelo Reynoso está a un paso de irse de Boca

Para que se concrete el pase, el Minnesota United de Estados Unidos subió la propuesta a 5.200.000 dólares.

Tras algunos días de negociaciones que tuvieron que darse a partir de la división que existe entre Boca, Talleres y el Club Infantil Barrio Ituzaingó de Córdoba por los derechos económicos de Emanuel Reynoso, la transferencia de Bebeblo al Minnesota United de Estados Unidos quedó muy cerca de concretarse.

En primer lugar, los estadounidenses mejoraron la oferta inicial en medio millón de dólares: de 4.700.000 subió a 5.200.000. Pero, además, Boca destrabó una cuestión clave que era el porcentaje que le corresponde a Talleres, que a su vez tiene un convenio con el Cibi, el club cordobés del que surgió Bebelo.

Para solucionar este tema, el Xeneize transfirió la totalidad del pase de Tomás Pochettino, que había pasado a la T cuando Boca compró a Olaza. De esta manera, quedó prácticamente todo arreglado, incluso el contrato del talentoso mediocampista, que firmará con el Minnesota hasta 2025. 

La venta de Bebelo podría oficializarse en los próximos días y le daría al Xeneize dinero para poder salir al mercado de pases a cerrar las incorporaciones que busca: un defensor central y un mediocampista por izquierda.

Tevez renovaría con Boca por un año más y donaría todo su sueldo

El delantero había prometido que donaría su paga a las organizaciones benéficas que él elija.

En las últimas horas, un llamado de Juan Román Riquelme destrabó la situación en medio de la pandemia de coronavirus y todo indicaría que Carlos Tevez renovará por un año más en Boca.

"Voy a donar lo que cobre", avisó Carlos Tevez cuando habló sobre su renovación en el club. Luego las negociaciones se dilataron y quedó libre tras el 30 de junio.

No obstante, llegó la renovación y, salvo que él decida ejecutar la cláusula, será de un año. Ante este cambio, el delantero cumplirá con su palabra de entregar el dinero de su sueldo a las organizaciones sin fines de lucro que él elija.

Esta cuestión estará especificada en el vínculo, que el Apache espera con ansias para revisar junto a su entorno lo antes posible y, si todo está de acuerdo a lo conversado, firmar para seguir vestido de azul y oro en busca la Copa Libertadores.

Mauricio Isla: "Me gustaría jugar en Boca"

El jugador quedará en condición de libre tras su salida del Fenerbahce de Turquía.

Mauricio Isla, unos de los objetivos de Boca en este mercado de pases, admitió públicamente su interés de jugar en el Xeneize.

En una charla por Zoom con un grupo de chicos del Cobreloa, el chileno empezó diciendo: "Hasta ahora no sé donde voy a ir, yo he tenido solo una conversación con Boca Juniors, pero hasta ahora no se nada".

Luego, confesó: "Me gustaría jugar en Boca y luego en la Universidad de Chile".

El Fenerbahce de Turquía dejará libre al lateral, que esta semana cumplirá 32 años, y por eso, de incluirlo en el plantel, el xeneize no tendría que pagar por su salida.

Por otro lado, también contó algo de su experiencia de Marcelo Bielsa como director técnico. "A mí Bielsa me dijo que tenía muchas posibilidades de jugar de lateral, el fue quien me entrenó y me hizo jugar en esa posición", contó el jugador.

Darío Benedetto: "Boca nunca murió porque es el único que no descendió"

El delantero aseguró que no se fue de Boca por presiones, sino porque su sueño era jugar en Europa.

Darío Benedetto, jugador del Olympique de Marsella, habló sobre las chicanas que Boca sigue recibiendo por haber perdido la final contra river en Madrid.

"Boca nunca murió, no va morir nunca. Nunca murió porque es el único que no descendió. Siempre va a ser el más grande", expresó el Pipa y aclaró: "Soy un agradecido de haber jugado una final con Boca, aunque la haya perdido. Mancha es otra cosa, todo el mundo lo sabe. Todos saben lo que es peor".

Cuando el delantero se fue del Xeneize recibió críticas de Anibal Matellán, que trabajó junto a Nicolás Burdisso en el club, en las que mencionó su desilusión por algunos jugadores.

"Les di mis explicaciones a él y al presidente. A Daniel Angelici le dije que si me daban la oportunidad de jugar en Europa quería aprovecharla porque era uno de mis sueños. Hoy lo estoy cumpliendo y no me arrepiento", aseguró Benedetto, quien que negó haberse alejado por la presión.

"El mundo Boca nunca me cansó ni me a cansar. Ya me había acostumbrado a la presión que es jugar en Boca. A los 29 años me vinieron a buscar de Europa. No sé cuantos jugadores se fueron de Argentina a un equipo grande de Europa", sentenció el jugador.