24.1 C
San Juan
26 de septiembre de 2020

Etiqueta: Daniel Arroyo

Alerta en Casa Rosada: el Ministro Daniel Arroyo dio Covid-19 positivo

Lo confirmó a través de su cuenta de Twitter. "Tengo síntomas leves y me encuentro bien de ánimo. Voy a seguir trabajando de forma remota", señaló el titular de la cartera de Desarrollo Social.

El Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, confirmó este viernes a través de sus redes sociales que dio positivo por coronavirus y aclaró que tiene síntomas leves.

"Quiero contarles que di positivo de COVID-19. Tengo síntomas leves y me encuentro bien de ánimo. Voy a seguir trabajando de forma remota. Es muy importante que sigamos cuidándonos entre todas y todos", escribió Arroyo en su cuenta de Twitter.

Trabajo, ingreso y urbanización: los ejes de salida en la pospandemia

El Gobierno nacional destinará un fondo de 20 mil millones de pesos para la creación de empleos.

El Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró que "el trabajo, los ingresos y la urbanización", serán los tres ejes de salida en la pospandemia del coronavirus y pidió especial atención al "endeudamiento de las familias".

En diálogo con CNN Radio, Arroyo explicó que "el rebote en la economía se va a dar por varias acciones pero básicamente a través de esas tres áreas". También que "el 85% de las familias debe plata".

"El de clase media paga el mínimo de la tarjeta y no paga la escuela. Los más pobres se endeudan al 200 por ciento", detalló el ministro.

En relación a la pospandemia, el funcionario recordó que el Gobierno nacional dispondrá de un fondo para impulsar la creación de empleo de "20 mil millones de pesos" con el que apuestan a "crear 300 mil puestos de trabajo en la construcción, textil, producción de alimentos, cuidado de personas y reciclado".

"La idea es que la gente con planes sociales trabaje. Si trabaja cuatro horas ya está cubierta con el beneficio. Si trabaja más tiempo el que contrata tiene que completarle el ingreso", señaló.

Finalmente, sobre la creación de una renta básica universal, el ministro recordó que ahora "se está pagando el tercer Ingreso Familiar de Emergencia, de 10 mil pesos", pero que después la idea es "establecer una renta básica y luego la urbanización".

Renta universal: el Gobierno trabaja en un programa social que alcanzaría a 3 millones de personas

El Ministro Arroyo confirmó que el programa está en elaboración y pidió ayuda a empresarios, sindicalistas y dirigentes sociales.

El Gobierno avanza con la búsqueda de consensos para implementar un nuevo plan social para al menos 3 millones de personas. La idea de establecer una "renta básica o un ingreso universal" para la población más vulnerable fue detallada por el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en un encuentro virtual que mantuvo con dirigentes empresarios, sindicales, sociales y religiosos.

El alcance del programa y la cuantía del beneficio quedarán sujetos a los recursos fiscales disponibles en la pospandemia y al resultado de la renegociación de la deuda externa con los acreedores.

El lunes, el ministro fue el orador central de una teleconferencia organizada por la Mesa de Encuentro por el Trabajo y la Vida Digna, un foro impulsado por la Iglesia católica que tuvo actuación entre 2018 y 2019 cuando se instaló el debate por el hambre en la Argentina y que retomó su activismo a partir de la pandemia.

Participaron también el vicepresidente regional de la Unión Industrial, Guillermo Moretti, los sindicalistas Luis Cáceres (ladrilleros) y Juan Carlos Schmid (dragado), de CGT, y Hugo Godoy (estatales de ATE), por CTA Autónoma, y otros referentes sociales y económicos bajo la coordinación de Pablo Narvaja y Ana Jaramillo, de la Universidad de Lanús.

Arroyo detalló las acciones implementadas por el Ejecutivo a partir de la inauguración de la cuarentena, entre ellas el incremento de la ayuda alimentaria de 8 a 11 millones de personas así como la creación del Ingreso Familiar de Emergencia y el subsidio salarial ATP, y dio por hecho que a continuación se hará imprescindible aplicar "una renta universal básica" para los sectores más golpeados por la crisis, aunque incluso esa medida "no alcanzará" para revertir la crisis.

"Hay que actuar sobre tres ejes: el trabajo, los ingresos y el acceso a los servicios básicos", detalló el funcionario sobre el plan de acción previsto.

Si bien el funcionario hubiese preferido avanzar sobre un plan de salario universal sin contraprestación, es decir, un programa netamente asistencialista, en su entorno dijeron que la dinámica de la crisis por el coronavirus lo impulsó a reorientar la iniciativa hacia un esquema de pagos a cambio de trabajo, capacitación o formación.

"No hay salida sin un consenso fuerte", dijo Arroyo a sus interlocutores. A continuación aclaró que para aplicar el plan hará falta "una reforma impositiva" y dijo que de no hacerlo, a velocidad, "va a quedar mucha gente con la ñata contra el vidrio".

Arroyo destacó el rol del Estado y de las organizaciones sociales en la crisis por Covid-19

El ministro explicó que después de la pandemia el Gobierno buscará "la reconstrucción del trabajo" a través del fortalecimiento de determinadas producciones.

Daniel Arroyo, Ministro de Desarrollo social, se refirió al impacto del coronavirus en los sectores más postergados, y sostuvo que "mucha gente la pasa mal", pero que el Estado y las organizaciones sociales contienen la crisis.

"En las villas circula más rápido el virus por la falta de infraestructura como el hacinamiento y la falta de agua", señaló el funcionario en declaraciones a Radio 10.

 "La situación social es crítica porque hay mucha gente que la pasa muy mal", agregó Arroyo. No obstante, destacó: "El Estado está muy presente pero lo que está sosteniendo la situación social también son las organizaciones sociales".

Al ser consultado sobre cuáles serán los ejes de la agenda pospandemia en asistencia social, el ministro respondió: "En sectores como la construcción, en la producción de alimentos, en el textil, en la economía del cuidado y en el reciclado vemos el eje de la salida social con la reconstrucción del trabajo".

El hisopado que se le realizó al Ministro Arroyo dio negativo

"Quiero comunicarles que dio negativo el hisopado que me realicé esta tarde", comunicó el Ministro de Desarrollo Social de la Nación, y agregó que seguirá "cumpliendo con el protocolo Covid-19".

El Ministro Daniel Arroyo aseguró que "dio negativo el hisopado" que se realizó para saber si se había contagiado de coronavirus, luego de confirmarse que se infectó con Covid-19 el Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, con quien había estado en contacto en los últimos días.

El viernes por la tarde Arroyo inició un "protocolo de aislamiento" por 14 días, a partir de la noticia sobre el contagio de Insaurralde, quien es persona de riesgo y esta noche fue internado por precaución.

De esta forma, se convirtió en el primer funcionario nacional en cuarentena estricta, aunque los resultados son negativos de coronavirus y no tiene ningún tipo de síntoma.

La confirmación de coronavirus de Insaurralde impidió que el Presidente Alberto Fernández y su comitiva, de la que formaba parte Arroyo, continuara viaje hacia Catamarca desde La Rioja.

Arroyo entonces se separó del grupo que acompañaba al jefe de Estado y emprendió viaje por separado a Buenos Aires.

"Queridos catamarqueños y catamarqueñas yo estoy aquí en La Rioja a punto de despegar para Catamarca cuando nos enteramos que un querido amigo nuestro, Martín Insaurralde, se ha contagiado de coronavirus. Hace unos días atrás estuvo Daniel Arroyo con él y el riesgo del contagio existe", expresó el presidente, en un video que difundió para anunciar su decisión de suspender la visita a esa provincia, en la que no se registraron casos sospechosos ni enfermos de Covid-19.

Fernández canceló sus actividades a la espera del resultado del hisopado de Arroyo

El presidente permanecerá aislado en la Quinta de Olivos tras el viaje a la Rioja, donde tuvo contacto con el ministro de Desarrollo Social. Anteriormente había desistido de continuar con su viaje rumbo a Catamarca.

El presidente Alberto Fernández finalmente decidió cancelar toda su actividad y mantenerse aislado en la Residencia de Olivos hasta que se conozcan los resultados del hisopado que se realizó el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, para saber si tiene coronavirus.

Arroyo se realizó el estudio en La Rioja, donde participara de una serie de actividades con el Presidente y otros funcionarios nacionales. Es que el titular de la cartera de Desarrollo Social estuvo en las últimas horas con el Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien este viernes confirmó que tiene Covid-19.

En tanto, los funcionarios que participaron del viaje a La Rioja también se mantendrán en aislamiento en sus respectivos domicilios.

Apenas se conoció la noticia de Insaurralde, la primera decisión de la comitiva nacional fue suspender el viaje a Catamarca, única provincia sin casos de Covid-19.

Luego se definió que el ministro Arroyo retorne por otro vuelo a Buenos Aires, que podría ser un traslado sanitario. Según aclararon fuentes oficiales, el funcionario no presenta síntomas.

"Estaba aquí en La Rioja, a punto de despegar para Catamarca, cuando nos enteramos que un querido amigo nuestro, Martín Insaurralde, se contagió coronavirus. Y unos días atrás estuvo Daniel Arroyo con él y el riesgo de contagio existe. A Daniel Arroyo ya lo separamos del grupo y está volviendo a Buenos Aires por otros medios", dijo el presidente Fernández a través de un video que se difundió por redes sociales.

La comitiva que acompañó al Presidente este viernes la integran también los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Promoción Turística, Yanina Martínez.

Todos viajaron en el Tango 010 y Arroyo fue uno de los que se sentó alejado del presidente Fernández. Además, apenas se conoció la noticia, se decidió aislar al ministro y realizarle el hisopado para determinar si efectivamente se contagió.

Al regresar a Capital, Arroyo se autoaisló para cumplir con el período de cuarentena a la espera de los resultados del hisopado. "Está en su casa", confirmaron desde su entorno.

Se aseguró también que durante el vuelo y el resto de las actividades oficiales, tanto el Presidente como sus funcionarios utilizaron los correspondientes barbijos. El único momento, en el que se lo vio a a Fernández y a Arroyo sin tapabocas, fue durante la conferencia de prensa que ofrecieron.

Todos los representantes del Gobierno nacional fueron recibidos en La Rioja por el gobernador Ricardo Quintela en el Aeropuerto Capitán Vicente Almandos Almonacid, de la capital provincial.

En esa provincia, Alberto Fernández y sus funcionarios recorrieron una fábrica y participaron de un acto con Quintela y el resto de las autoridades locales.

Pero poco después del mediodía, cuando Martín Insaurralde utilizó sus redes sociales para anunciar que tenía coronavirus, la comitiva del Gobierno nacional comenzó a evaluar los pasos a seguir, fundamentalmente porque Arroyo concurrió el pasado miércoles a Lomas de Zamora para reunirse con el intendente.

Insaurralde dio positivo y Alberto Fernández suspendió el viaje a Catamarca

El Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, estuvo hace dos días con Insaurralde. Quedó aislado y Fernández no irá a Catamarca.

El Presidente Alberto Fernández decidió no viajar a Catamarca luego de que se conociera la noticia sobre Martín Insaurralde, quien en las últimas horas dio positivo por coronavirus.

La decisión se tomó principalmente porque el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, compartió el miércoles una actividad con el Intendente de Lomas de Zamora.

Fernández y su comitiva, compuesta por otros ministros y secretarios, tenía pensado viajar a Catamarca en las próximas horas, luego de estar en La Rioja. 

Catamarca es la única provincia del país que todavía no registró casos positivos de coronavirus, luego de que Formosa tuviera 24 casos en pocas horas. 

Se espera que en las próximas horas Daniel Arroyo sea hisopado para saber si tiene coronavirus, aunque por ahora no presentó síntomas.

Arroyo: "La prioridad sigue siendo reforzar la asistencia alimentaria en los barrios"

Desde el Gobierno buscan "encender la economía" a través de programas que fomenten el trabajo.

El Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo encabezó un encuentro por videoconferencia del Consejo Federal Social, integrado por funcionarios del área de todas las provincias. Allí, aseguró que ante la pandemia de coronavirus, "la prioridad sigue siendo reforzar la asistencia alimentaria en los barrios".

“La prioridad es cuidar a cada uno de los argentinos, como nos pide el Presidente Alberto Fernández", señaló Arroyo y explicó: "Por eso, reforzamos la asistencia alimentaria y pusimos en marcha el programa 'El barrio cuida el barrio'".

Además, el ministro expresó: "También tenemos que empezar a elaborar de modo federal un camino de salida que tenga el trabajo como eje central". En ese sentido, destacó la implementación de programas como "Potenciar Trabajo y el crédito no bancario para la compra de máquinas, insumos y herramientas".

"Necesitamos encender la economía de abajo hacia arriba, motorizando el desarrollo local”, manifestó Arroyo.

Según indicó Desarrollo Social a través de un comunicado, durante la videoconferencia, "se analizaron las medidas que se llevan adelante en el marco de la emergencia por el Covid 19, con eje central en la asistencia alimentaria".

También se repasó el funcionamiento de los comités de emergencia, que fueron puestos en marcha en cada uno de los territorios y los programas de créditos para máquinas y herramientas. Estos forman parte del "camino de salida con estrategias para el fortalecimiento de actividades productivas y la generación de puestos de trabajo".

En tanto, los ministros provinciales "destacaron la importancia de la creación y funcionamiento del Consejo que era un reclamo de los últimos años".

Además, los funcionarios acordaron avanzar en el reglamento del Consejo Federal de Desarrollo Social, que tendrá un esquema federal y que permitirá definir los roles de los consejeros y consejeras para poder funcionar plenamente.

Cuarentena: Gobierno asignará 20.000 millones de pesos para reactivar la economía informal

El Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, confirmó que se trabaja en un plan de salida del aislamiento por regiones y con ayuda del Estado.

El Gobierno comenzó a diseñar un "camino de salida de la cuarentena" con un fondo especial de 20.000 millones de pesos. El dinero será destinado a programas de capacitación, créditos y compra de maquinarias para aquellas personas de la economía informal.

"Estamos atendiendo fuertemente a los sectores desprotegidos en cuanto a la cobertura de alimentos. Pero también ya pensamos un plan para armar una salida ordenada con trabajo de esta cuarentena", explicó este miércoles el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

De esta manera, el Gobierno buscará atender a unas 4,5 millones de personas que se encuentran en la economía informal. Se los asistirá en adelante con créditos para comprar maquinaria, capacitación en diferentes oficios y elaboración de proyectos de la economía popular.

Esta etapa de atención del Ministerio de Desarrollo Social apunta a ir saliendo de la cuarentena de manera escalonada y reforzando la economía informal. La terminarán de acordar este jueves en una reunión de Arroyo con sus pares de todas las provincias.

Gobierno cuarentena
El Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

"La idea es ir estableciendo un camino de salida paulatino y ordenado que les permita a los que hacen changas y a la gente que está en el trabajo informal contar con herramientas y fondos para tener trabajo después de esta parálisis de la economía que hubo por el asilamiento social obligatorio destinado a frenar el coronavirus", afirmó Arroyo.

Además, confirmó que los 20.000 millones de pesos que se inyectarán en lo inmediato en estos proyectos de capacitación, generación de empleo y créditos se irán coordinando en aquellos distritos donde empiecen a flexibilizar la cuarentena. Es decir, todo dependerá de la situación particular de cada provincia o municipio.

Los sectores de la economía informal como los textiles, cartoneros, la construcción en pequeña escala y el sector de reciclado de basura serían los primeros en salir de la cuarentena. Es a estos sectores de la economía informal a los que pretende financiar el Gobierno.

Parte de esta estrategia de salida ordenada de la cuarentena en el trabajo informal que implementará el Ministerio de Desarrollo Social lo habló Arroyo con los intendentes del conurbano bonaerense de la tercera y primera sección electoral.

La medida se irá trabajando con el resto de los intendentes y gobernadores del país.

Alfredo Leuco: "Más que un Arroyo de corrupción"

Un arroyo, en las sierras de mi querida provincia de Córdoba, es un cauce pequeño de agua cristalina.

Arroyo, por estas horas, es el apellido del responsable de un caudaloso y nauseabundo río de corrupción en la compra con sobre precios de oro de alimentos que ya arrastró a 15 funcionarios.

Y digo que Daniel Arroyo es responsable no solamente porque es el Ministro. Después la justicia se encargará de establecer si también es culpable del robo de más de 300 millones de pesos en una sola mega compra.

Arroyo fue el que designó a Gonzalo Calvo en un cargo donde se necesita la mayor honradez y eficiencia. Y Calvo hace apenas un año, fue despedido por Mariano Cascallares, el intendente de Almirante Brown, por sospechas de haber cobrado una coima.

La justicia no lo pudo probar pero una cámara oculta lo mostró quejándose porque no le habían cumplido con el trato delictivo.

En mi programa de TN, Patricia Bullrich reveló que varias de las empresas que fueron invitadas a vender sus productos alimenticios, tienen su sede en Almirante Brown. Qué casualidad tan casual.

Arroyo ya conocía a Calvo. Trabajaron juntos en el ministerio cuando lo encabezaba Alicia Kirchner.

Lo mismo pasa con otra funcionaria que está bajo la lupa llamada Cecilia María Lavot. Es la encargada de compras de suministros y dirigente de la agrupación Kolina encabezada por la tía Alicia, actual gobernadora de Santa Cruz, la tierra prometida.

Alicia Kirchner se quiso lavar las manos sin alcohol en gel y en un comunicado aclaró que “Calvo trabajó solo unos meses conmigo. El venía de la gestión anterior de Nélida Doga”.

De paso digamos que entre los 15 a los que le sacaron tarjeta roja está Carlos Montaña, amigo de Sergio Berni y uno de los vice presidentes de Independiente y ligado a Hugo Moyano, el dirigente inmenso y ejemplar.

Arroyo fue el que balbuceó frente a las cámaras explicaciones infantiles: “Les pedimos descuento, pero los proveedores se plantaron”.

El propio presidente Alberto Fernández defendió al ministro diciendo que le preocupaba la “cartelización de los empresarios” que ni siquiera en situaciones de grave emergencia eran capaces de aflojar con su codicia.

El presidente debería denunciar ante la justicia todo este chanchullo repugnante. El abogado del estado, Carlos Zannini debería denunciar a Daniel Arroyo y todos los funcionarios implicados y, por supuesto, también a los empresarios cartelizados.

Los más notables nombres que aparecen aquí son Víctor Lusardi y Osvaldo Assisa.

Dos intermediarios y proveedores históricos del estado que hicieron negocios con todos los gobiernos. Pero hay que investigar si hubo cartelización y la utilización de varias empresas fantasmas que pertenecen a la misma persona y que tenían el mismo domicilio.

Yo escuché a Víctor Fera y su denuncia me sonó como un alarido. Es un empresario de muchos años del supermercadismo mayorista que simpatiza con el peronismo y con este gobierno.

Sin embargo no tuvo pelos en la lengua para decir: “Aquí no hubo error, aquí se pagaron las coimas de siempre, de toda la vida en la Argentina”.

El gobierno no hizo ninguna denuncia. Pero Sergio Rodríguez, desde la Procuraduría de Investigaciones Administrativas ya tomó el caso por la acusación que hizo la abogada Silvina Martínez.

Los delitos son malversación de caudales públicos, incumplimiento de los deberes de funcionario y fraude a la administración”.

Suponemos que hoy mismo el fiscal va a citar a Daniel Arroyo y a por lo menos dos empresarios: Víctor Lusardi, el que vendió los productos con sobreprecios y a Víctor Fera, el que denunció este mecanismo perverso.

Arroyo no frenó esta operación ni siquiera ante dos claras advertencias de la Sigen. La Sindicatura General de la Nación les advirtió por escrito que estaban pagando mucho más.

Primero observaron la compra de aceite y después la de azúcar. Pero Gonzalo Calvo, insistió. Gambeteó las alertas de la Sigen y avanzó lo mismo con esas compras con el argumento de la emergencia alimentaria por la pandemia.

Arroyo no podía mantenerse al margen de una compra de esta magnitud. No se adquieren todos los días productos por 737 millones de pesos.

El presidente Fernández hace poco caracterizó a empresarios como miserables. Ayer Diego Cabot en estos micrófonos dijo que “no hay nada más miserable” que un funcionario que le roba el dinero para la comida a los pobres.

Mucho más todavía en esta situación tan grave. Y mucho más aún, escudándose en los decretos de excepción que se le dieron al gobierno para hacer más rápido las cosas. Pero eso no es un cheque en blanco para que puedan robar o estafar.

Un párrafo aparte para Diego Cabot y en el para todos los colegas independientes que investigan a fondo pese a los ataques y persecuciones a los que son sometidos. Diego es el periodista que hizo la denuncia más grave de la historia argentina.

Su riguroso trabajo destapó la olla podrida y millonaria de los cuadernos de Centeno. Las coimas de la obra pública que enriquecieron a la familia Kirchner y a su secretario Daniel Muñoz, entre otros.

En esta ocasión también fue el que iluminó este negociado oscuro y despreciable. En las redes lo insultaron de arriba abajo. Los fanáticos del cristinismo que odian al periodismo, tal como les enseñó su jefa, lo acusaban de gorila, golpista, oligarca.

Pero lo cierto es que gracias a su trabajo, este gobierno se va a ahorrar 300 millones de pesos. Alberto debería agradecer el trabajo de Cabot y de los periodistas independientes.

Porque fueron las cámaras de TN y los móviles de radio Mitre los que denunciaron las colas criminales a las que sometieron a los jubilados frente a los bancos aquel viernes negro.

Eso le permitió al presidente frenar de golpe, dar un volantazo y programar de otra manera los pagos.

Si Fernández hubiera estado mirando los canales K o escuchando las radios militantes, no se hubiera enterado nunca y esa situación peligrosa hubiera terminado con una tragedia y tal vez con varios adultos mayores muertos.

En ningún caso se pronunció ninguno de los dirigentes peronistas. Ninguno advirtió en voz alta lo que estaba ocurriendo y ninguno criticó o repudio lo que había pasado.

Los integrantes de la mesa contra el hambre, también se quedaron mudos y brillaron por su ausencia en el escenario público. Nadie dijo nada. Solo el periodismo independiente y los políticos opositores.

Ni en el caso de las colas rumbo al matadero, ni en esta estafa en la compra de alimentos. El que sí saltó como leche hervida fue Juan Grabois. Es un, chavista K y francisquista en la corte de Alberto.

Frente al escándalo por la compra de alimentos con sobreprecios por parte de Daniel Arroyo, disparó con munición gruesa: “Hay que fusilar al que hizo esto.”

Aunque aclaró que lo decía metafóricamente. Pero arremetió, agresivo y explosivo: “Algún h de p… compró fideos al triple de lo que valen y de la peor calidad. Es una estafa a los pobres. Estas son las cosas que me enferman y no se pueden dejar pasar. Confío en que Alberto va a ponerle los puntos al responsable”.

Se refería a que los fideos, el aceite y el resto de los productos eran marca Cuchuflito o Pindonga, como diría Cristina. Y los precios más bajos eran los de primer nivel.

Después, Grabois dijo que no le alcanzaba con los retos y que quería que rodaran cabezas para que los responsables no quedaran impunes.

Y finalmente felicitó a Alberto por haber echado a Calvo con el siguiente tweet: “el que las hace las paga. Sea corrupto o irresponsable. Hay que combatirlos porque atacan el bienestar general”.

Grabois también suele fustigar a los periodistas que no se callan. Esta vez él se enteró de lo que repudia con tanta vehemencia por el trabajo de un periodista. Y de un diario que él atribuye a la ideología de la oligarquía ganadera y los grupos concentrados.

La lección que este cuarto gobierno kirchnerista debe sacar, es que no se puede ahogar ni en un vaso de agua ni en un arroyo.

Que si de verdad Alberto Fernández quiere que se termine el país de los vivos, recuerde ese dicho popular de que el vivo vive del zonzo y el zonzo de su trabajo.

Quien quiera oír que oiga. Y que de una vez por todas se acabe el país de los ladrones y los golpistas. Esos sí, que son los peores virus.

Ahogarse en un arroyo.