7.2 C
San Juan
10 de julio de 2020

Etiqueta: Guerra de Malvinas

El coraje del Subteniente Oscar Augusto Silva, el sanjuanino que fue héroe de Malvinas

Era sanjuanino y revistaba en el Regimiento de Infantería Monte 4 de Monte Caseros. Ofrendó su vida mientras cubría el repliegue de sus hombres al grito de "¡Viva la Patria, carajo!".

La muerte lo encontró en Monte Tumbledown. Combatió con valentía y fiereza, según relatan quienes lo vieron. Por propuesta del oficial infante de marina jefe de la fracción a la que se sumó Silva, y por la declaración de sus soldados, el joven oficial recibió posmortem la condecoración denominada La Nación Argentina al valor en combate.

Oscar Augusto Silva, conocido por sus amigos como El Sapo Silva, inició su carrera militar en el Liceo Militar General Espejo, de Mendoza.

Allí egresó como subteniente de reserva del arma de Infantería. Luego, entró a la Escuela Naval y en tercer año abandonó para cursar ingeniería en la Universidad de Buenos Aires. Al año comprendió que no era lo suyo y, luego de rendir las equivalencias, encaró los estudios como cadete del Colegio Militar de la Nación.

El día de su egreso, en el viaje a Buenos Aires su madre pierde la vida en un accidente. Días después de este duro golpe recibiría el sable y el despacho en la oficina del director del Colegio Militar.

En Malvinas, el Subteniente Silva estuvo apostado en Monte Wall. La unidad, que formaba parte de la III Brigada de Infantería, tenía la misión de defender la capital, distante unos 17 kilómetros.

La noche del 13 y madrugada del 14 de junio, en el combate de Monte Tumbledown, en su repliegue se presentó al Teniente Vazquez, oficial infante de marina de la Armada Argentina, condecorado al heroico valor en combate, y, según cuenta el oficial, le preguntó si necesitaba ayuda. Se quedó combatiendo con ellos a la par. Lo vieron saltando de posición en posición, preocupado por su gente, gritando órdenes a viva voz. El ímpetu del subteniente es especialmente recordados por quienes fueron testigos de su bravura.

Cuando las tropas argentinas se vieron sobrepasadas, Silva asiste a un soldado herido de muerte y es alcanzado por un proyectil. Decidió en un solo instante si vivir o morir luchando. Les ordenó a sus soldados que se replieguen, pidió una ametralladora y un FAL, y los cubrió al grito de "¡Viva la patria, carajo!", mientras los ingleses avanzaban.

El Sapo Silva

Nacido en la provincia de San Juan, Oscar Silva era alguien especial desde temprana edad. "Era muy querible", aseguran quienes lo conocieron. En la familia era "el gordito", ya que había sido un bebé rollizo. En la escuela primaria, la Normal Sarmiento, había sido elegido como el mejor compañero.

Estudió en el Liceo Militar General Espejo, de Mendoza. Luego, entró a la Escuela Naval. Finalmente, luego de un paso por la Facultad de Ingenieria,  encaró los estudios como alumno de segundo año del Colegio Militar.

Estudió en el Liceo Militar General Espejo, de Mendoza. Luego, entró a la Escuela Naval. Finalmente, luego de un paso por la Facultad de Ingenieria, encaró los estudios como alumno de segundo año del Colegio Militar.

Siempre que tenía franco, iba a su casa. "Su comida preferida era el churrasco con un huevo frito", contó una vez su hermana.

"Era muy paternal y con nosotras, sus hermanas, era muy celoso. Hacía un par de años estaba de novio con Patricia, con quien tenía pensado casarse durante 1982", comentó también.

El Subteniente Silva murió como un héroe, combatiendo y dando un ejemplo para todo el mundo.

Es una figura sumamente motivadora para todos los integrantes del Ejército Argentino y hoy es recordado como un héroe de Malvinas.

El día que Borges inmortalizó la guerra de Malvinas en un poema

Este poema fue escrito por el maestro Borges en 1985. Es la historia de dos chicos, uno inglés y el otro argentino, que se conocieron en la Guerra de Malvinas, en el frente de batalla.

Juan López y John Ward

Les tocó en suerte una época extraña.
El planeta había sido parcelado en
distintos países, cada uno provisto de lealtades,
de queridas memorias, de un pasado
sin duda heroico, de derechos, de agravios,
de una mitología peculiar, de próceres de
bronce, de aniversarios, de demagogos y de
símbolos. Esa división, cara a los cartógrafos,
auspiciaba las guerras.

López había nacido en la ciudad junto al
río inmóvil; Ward, en las afueras de la ciudad
por la que caminó Father Brown.
Había estudiado castellano para leer
el Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad, que
le había sido revelado en un aula
de la calle Viamonte.

Hubieran sido amigos, pero se vieron
una sola vez cara a cara, en unas
islas demasiado famosas, y cada
uno de los dos fue Caín,
y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve
y la corrupción los conocen.

El hecho que refiero pasó en
un tiempo que no podemos entender.

Jorge Luis Borges, 1985.

2 de abril: el recuerdo de Malvinas en una Argentina aislada

Hoy se conmemora el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de las Malvinas. El conductor Lalo Mir preparó un informe para Filo News.

Un sentido recuerdo que late en el corazón de los argentinos y argentinas desde hace 38 años, pero esta vez de una forma distinta.

El 2 de abril de 1982, bajo las órdenes del general Leopoldo Galtieri, quien en ese entonces estaba al frente de la última dictadura militar ocurrida en Argentina, las tropas argentinas encomendadas al "Operativo Rosario" desembarcaron en las Islas Malvinas para tomar control del territorio.

En aquel entonces, el autodenominado "Proceso de Reorganización Nacional" atravesaba su mayor crisis de legitimidad de poder tanto en el interior del país como frente al mundo y la Junta Militar tenía los días contados.

Mientras tanto, en Reino Unido, la Primera Ministra Margaret Thatcher, quien también atravesaba una crisis política, fue un factor determinante para desencadenar una guerra a miles de kilómetros de su propio territorio.

El enfrentamiento entre Argentina y Reino Unido se extendió por 74 días, 649 soldados argentinos, de las cuales más de la mitad fueron durante el ataque al crucero General Belgrano fuera de la zona de conflicto, 255 británicos y 3 civiles fallecieron en ese periodo. 

Argentina firmó la rendición el 14 de junio de 1982. Galtieri informó la derrota en cadena nacional en donde aseguró que los soldados argentinos “lucharon con más coraje que armamento a la abrumadora superioridad de una potencia apoyada por la tecnología militar de Estados Unidos, sorprendentemente enemigos de la Argentina”.

38 años después, tal como ocurrió con la conmemoración del 24 de marzo, el país va a vivir una fecha distinta a todas. Sin actos, sin vigilias, sin manifestaciones. El simbolismo y el recuerdo de quienes perdieron la vida en Malvinas y de quienes combatieron allí y todavía hoy buscan su merecido reconocimiento florecerá a través de las puertas, los balcones o las redes sociales de una Argentina aislada.

El Gobernador Uñac rindió homenaje a los veteranos y caídos en Malvinas

Fue una ceremonia distinta, en el marco de las medidas de aislamiento que rigen por el coronavirus en la provincia.

El 2 de abril se conmemora el Día del Veterano de Guerra y Caídos en Malvinas. En este marco, el Gobernador Sergio Uñac rindió un homenaje con tintes especiales debido a las acciones tomadas para evitar la expansión del coronavirus. Es por eso que el primer mandatario estuvo solamente acompañado de la Ministra de Gobierno Fabiola Aubone y el Jefe del RIM 22, teniente coronel Rolando Labrousse.

Este año no hubo desfiles ni vigilia, justamente para dar cumplimiento del aislamiento social obligatorio que rige en todo el país.

"Es una ceremonia distinta y una recordación que va más allá de lo que vinimos haciendo. Venimos solamente a colocar una corona de laureles para reconocer no solo a los que no volvieron, sino también a los que fueron, lucharon y volvieron. Es por eso que hago un reconocimiento como gobernador y en nombre de toda la provincia. Es importante que podamos hacernos parte todos ya que es la historia que ha tenido nuestro país, que hay gente que luchó y que volvió y merecen un homenaje constante", dijo el Gobernador Uñac.

"Desde el Gobierno, desde el 2015, incluyendo a los familiares de los caídos, los llevamos a las islas. Es un viaje con cupos limitados, que hacemos todos los años y que hasta ahora, año tras año, han tenido la posibilidad de volver", recordó el gobernador de San Juan.

El homenaje que rindió el Gobernador Uñac se llevó a cabo en el Monumento a los Caídos en Malvinas, situado en la Plazoleta España. Allí dejó una corona de laureles.

Fernández: "Hoy, como cada 2 de abril, reivindicamos nuestra soberanía"

El presidente publicó un video en su cuenta de Twitter, en el cual muestran imágenes de soldados caídos durante la guerra de 1982. "Como siempre: ¡Malvinas Argentinas!", manifestó.

Alberto Fernández afirmó que "como cada 2 abril, reivindicamos nuestra soberanía" sobre las islas Malvinas, a través de un mensaje que publicó en su cuenta personal de Twitter, al conmemorarse hoy el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra, a 38 años del inicio del conflicto bélico.

"Por historia, por geografía, por derecho, por sentimiento y por nuestros caídos y ex combatientes. Hoy, como cada 2 de abril, reivindicamos nuestra soberanía y decimos, como siempre: ¡Malvinas Argentinas!", publicó el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

El mandatario acompañó el mensaje con un video de un minuto y medio, con imágenes de soldados caídos durante la guerra de 1982.

"Mi hijo Elbio Eduardo Araujo era un hermoso muchacho. El tenía su luz propia", dice en el video María del Carmen Penón de Araujo, madre de uno de los soldados caídos en la guerra, junto a imágenes del joven.

En el video se recuerda que, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, fueron movilizados a Malvinas 12 mil soldados; casi todos ellos de entre 18 y 20 años.

"La última vez que lo vimos a Eduardo era cuando lo despedimos, que se iba a presentar al regimiento. Y ahí fue donde nos dimos el último abrazo. Pero la última vez que lo soñé estaba en un pozo muy hondo, como un caracol, un espiral. En el fondo estaba sentado y yo bajaba y cuando estaba por llegar, me despierto", recuerda María del Carmen.

"Honramos y homenajeamos a todos los caídos y ex combatientes. Reivindicamos la soberanía de nuestro territorio nacional. Las Islas Malvinas fueron, son y serán argentinas", concluye el video, con imágenes de los jóvenes en la guerra y vistas aéreas actuales de las islas.