24.1 C
San Juan
26 de septiembre de 2020

Etiqueta: Intervención a Vicentín

Murió Sergio Nardelli, CEO de la cerealera Vicentin

Este miércoles por la noche, el empresario de 59 años murió de un infarto. La empresa tiene una deuda millonaria y el Gobierno nacional intentó intervenirla y expropiarla.

El empresario fallecido en Santa Fe era el CEO de la empresa Vicentin. El Gobierno nacional había buscado intervenir la empresa agroexportadora, pero luego dio marcha atrás.

La noticia fue confirmada a El País Diario por Daniela Hacen, una de las accionistas de la empresa. "Estamos consternados con el fallecimiento de Sergio Nardelli en este momento en el que las familias estaban unidas tratando de sacar la empresa adelante", afirmó la empresaria.

Nardelli murió a los 59 años, tras un episodio cardíaco en su casa situada a pocos metros de la plaza principal de Reconquista.

Todo comenzó en junio, con la idea de intervención y luego se hablaba de expropiación. El 31 de julio, el Presidente Alberto Fernández anunció que derogaba el DNU 522/2020 que él mismo había firmado en junio.

Argumentó que no había podido conocer el "pasivo real" de la empresa, porque el juez interviniente había decidido mantener a los antiguos directores privados.

El 3 de julio, se conoció que bancos internacionales acreedores de la agroexportadora en concurso están acusando a la empresa argentina de desviar cientos de millones de dólares y pidieron a una corte de Estados Unidos que solicite registros de la compañía, incluyendo transferencias, declaraciones bancarias y cheques cancelados.

El caso, presentado por Cooperatieve Rabobank, ING Bank, la Corporación Internacional de Finanzas y otras entidades, está ante la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York y se desarrolla en momentos en que el Gobierno argentino examinaba alternativas al anunciado plan de expropiar a Vicentin que luego dio marcha atrás.

Alberto Fernández derogó la intervención de Vicentin

El presidente firmó el Decreto de Necesidad y Urgencia. El argumento principal es que el juez interviniente no permitió conocer el estado de deuda de la agroexportadora.

"Hemos dispuesto la derogación del DNU 522/2020 que ordenó la intervención de Vicentin S.A.I.C. por 60 días", dijo Alberto Fernández, en una serie de tuits. Así, el presidente dio marcha atrás con la medida, que generó rechazo y movilizaciones en todo el país.

El mandatario agregó: "Nuestra intención siempre fue rescatar a la empresa, preservar los activos, colaborar con los productores damnificados y mantener las fuentes de trabajo. Pero también nuestra obligación es que se investiguen las maniobras que provocaron el estado de falencia en el que la empresa ha caído".

"El juez interviniente en el concurso no ha permitido hasta aquí que el Estado pudiera conocer cuál es el pasivo real de la compañía", dijo Fernández. "Ha impedido también el acceso de la intervención a su gestión y, lo que es peor aún, ha mantenido en sus funciones a los mismos directores que, ante la pasividad del tribunal, siguen sin entregar el Balance y Memoria del ejercicio 2019", agregó.

"El Estado nacional no va a comprometer recursos públicos mientras el actual directorio permanezca en la empresa, ni tampoco integrará un fideicomiso compartiendo la gestión del mismo".

Según indicó Fernández, la intervención por 60 días "era fundamental antes de declarar a Vicentin S.A.I.C. como un bien de utilidad pública, para conocer su verdadero estado patrimonial".

Y agregó: "En estas condiciones, no estamos dispuestos a adoptar riesgos que podrían traer como consecuencia la estatización de deuda privada para que los argentinos y las argentinas deban hacerse cargo del irresponsable proceder de los actuales administradores".

"He dado instrucciones a todos los organismos públicos involucrados para que realicen las acciones civiles, comerciales y penales que permitan la recuperación de los créditos reclamados en el concurso preventivo, dirimir responsabilidades y preservar los intereses del Estado".

Los dueños de Vicentin: "Celebramos que se cierre este capítulo que no iniciamos"

Vicentin

La conducción del Grupo agroexportador recibió con satisfacción los tweets del presidente.

Hubo satisfacción en la conducción de Vicentin tras conocerse la decisión del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, de dar marcha atrás con la intervención y expropiación de la agroexportadora.

Tras los mensajes del presidente publicados en su cuenta de Twitter, señalaron desde la compañía: "Celebramos que se cierre este capítulo que no iniciamos nosotros, que nunca debería haber comenzado y que sólo trajo incertidumbre y confusión. Queremos encontrar una solución dentro del concurso, como corresponde. Todo lo demás fue innecesario".

Cabe destacar que, más allá de la marcha atrás del gobierno con el proyecto de intervención, el mensaje presidencial advirtió que el gobierno tendrá fuerte participación en esa instancia judicial.

El presidente señaló que "instruyó a todos los organismos públicos involucrados para que realicen las acciones civiles, comerciales y penales que permitan la recuperación de los créditos reclamados en el concurso preventivo, dirimir responsabilidades y preservar los intereses del Estado".

Otro de los que opinó sobre la decisión de Alberto Fernández de dar marcha atrás con la intervención de Vicentin, fue el actual diputado nacional por la Unión Cívica Radical por Formosa y ex ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile: "Es saludable la decisión de derogar este Decreto que no debió dictarse nunca, que le causó mucho daño al gobierno y al País. No puede informar el Juez del Concurso la deuda toda vez que el proceso de verificación de créditos no ha finalizado aún", manifestó mediante su cuenta de Twitter.

Fideicomiso

El paso previo al DNU conocido hoy fue el el fracaso de la reunión celebrada ayer entre la empresa y el gobierno de Santa Fe para la conformación de un fideicomiso en el marco del concurso de acreedores, que lleva adelante el Juez de Reconquista, Fabián Lorenzini.

Desde Vicentin, habían advertido que la idea de que los accionistas se desprendan de las acciones para la constitución del fideicomiso "equivaldría a consentir una expropiación sin precio indemnizatorio, con la única esperanza de rogar que las gestiones de los representantes oficiales sean fructíferas", precisaron mediante un comunicado.

"Las conversaciones mantenidas con representantes oficiales de la Provincia de Santa Fe, a instancias del tribunal concursal, arrojaron, a juicio de esta empresa, muchas más coincidencias que discrepancias. Sí debe hablarse de criterios contrapuestos a propósito de cómo implementar los instrumentos jurídicos enderezados a materializar esas coincidencias", dijo el directorio de Vicentin, respecto de la idea de constituir un fideicomiso que le dé mayores garantías a los acreedores.

Concretamente, el Gobierno de Santa Fe planteó "el desprendimiento de todo derecho de los accionistas respecto de su propiedad sobre el capital social de Vicentin, en la esperanza de que un plan de recuperación que la Provincia y la Nación liderarían tenga un resultado exitoso. Si se mira desapasionadamente este planteo, se aprecia fácilmente que equivaldría a consentir una expropiación sin precio indemnizatorio, con la única esperanza de rogar que las gestiones de los representantes oficiales efectivamente sean fructíferas", expresaron desde la compañía agroindustrial.

Desde Vicentin, aseguraron que la idea del fideicomiso surgió de la empresa a los fines de dar "certeza y garantía del compromiso de los accionistas para cualquier propuesta concursal que, en primer lugar, contemplase la capitalización de créditos y consecuente licuación de la participación de los actuales dueños".

"Es la manifestación inequívoca de que los accionistas de Vicentin negociarán de buena fe y constructivamente una solución integral que lleve a la recuperación industrial y comercial de la empresa", enfatizó el Directorio de la empresa.

Una vez conocida la noticia de la anulación de la intervención de la empresa, los directivos de Vicentin mostraron una vez más la voluntad de trabajar en el marco del concurso de acreedores que se tramita en los Tribunales de Reconquista, para encontrar una salida a la crisis y hacer frente a la deuda que supera los 1.000 millones de dólares.

Acreedores internacionales de Vicentin creen que la empresa desvió 400 millones de dólares

Vicentin

Los bancos internacionales solicitaron a la justicia copias de las transferencias bancarias de la empresa cerealera.

Bancos internacionales acreedores de Vicentin estimaron que sus directivos desviaron 400 millones de dólares como parte de las "grandes irregularidades financieras" que denunciaron en el proceso judicial que se lleva adelante en la justicia de Nueva York y por lo cual reclamaron documentación a la compañía.

Los bancos, entre ellos Rabobank, Credit Agricole, ING e International Finance Corp., brazo privado de préstamos del Banco Mundial, solicitaron a la justicia copias de las transferencias bancarias entre Vicentin y varias empresas relacionadas, publicó la agencia Bloomberg.

"Los demandantes dicen que no pueden entender cómo Vicentin pasó de informar finanzas saludables a mediados de 2019 a colapsar meses después, en diciembre, y entrar en default por la suma de 99 mil millones de pesos de deuda a proveedores y acreedores agrícolas" citó la agencia.

Ahora, los bancos quieren seguir el flujo de fondos que ya rastrearon desde Vicentin hacia las otras compañías propiedad de sus familias controladoras.

"Gracias a la orden inicial de este Tribunal, las piezas del rompecabezas que fue el colapso de Vicentin están comenzando a encajar", según la solicitud.

En su presentación ante la Corte de Nueva York, los abogados de los bancos plantean que "si se demostraran estas actividades de 'tunelización' pueden corresponderse con un delito penal tipificado bajo la ley argentina".

Los prestamistas, a quienes se les adeuda US$ 500 millones en conjunto, también quieren ver las transacciones de los ejecutivos de la compañía y los miembros de sus familias, según consta en la presentación judicial del 29 de junio.

Vicentin dijo que no tiene conocimiento de la solicitud de nuevos documentos, pero afirmó que hasta ahora ha colaborado completamente con la investigación, negó haber procedido mal y aseguró que sus unidades de Paraguay, Uruguay y Europa no fueron creadas como vehículo para la fuga de capitales.

La cerealera también defendió la venta de una participación en el negocio de procesamiento de soja y exportación de biodiésel Renova al socio Glencore Plc por un poco más de 122 millones de dólares pocos días antes de su cesación de pagos en diciembre.

Los bancos dicen que sus acuerdos de préstamo no permiten la venta y que no saben qué sucedió con los ingresos.

Vicentin dijo que se usaron 26 millones de dólares para pagar a Rabobank y el resto se destinó a agricultores y corredores de granos.

La solicitud de documentos de Nueva York cubre el período desde el comienzo de 2017 hasta ahora e incluye a Vicentin y las unidades en Paraguay, Uruguay y Europa, así como Renova.

Los prestamistas, con Natixis y el banco de desarrollo holandés FMO entre ellos, también solicitaron información a los altos directivos de Vicentin, como Sergio Nardelli y descendientes de las familias fundadoras de la empresa.

Omar Perotti le quitó a Vicentin el control del puerto de Reconquista

El gobernador de Santa Fe tomó la decisión con el argumento de irregularidades en la administración. Según un informe, la terminal está paralizada desde el 2004.

En medio de la tensión por el futuro de Vicentin, el gobierno de Santa Fe tiró un poco más de la cuerda en este conflicto al intervenir el puerto de Reconquista, que manejaba la agroexportadora, sospechada por la administración de Omar Perotti de supuestas irregularidades en el manejo de la terminal que, de acuerdo a un informe, está paralizada desde 2004.

Esta decisión de Perotti se tradujo en la publicación en el Boletín Oficial el lunes pasado del decreto 574/20, a través del cual intervino por 180 días el Ente Portuario Puerto Reconquista, sobre la base de un informe que señala que una de las terminales está inactiva desde 2004.

En ese decreto el gobernador designó a Martín Deltin a cargo de la intervención, quien elevó el 14 de febrero pasado,un informe crítico sobre la situación actual del puerto, que no tiene operatoria.

En el decreto, el gobierno recuerda que la concesión de una parte del puerto está en manos desde 1999 de la firma Ríos del Norte SA, conformada por Vicentin SAIC y Buyatti SAICA.

Más allá del estado actual del puerto de Reconquista esta decisión de Perotti no se puede abstraer de la escalada en la conflictiva convocatoria de acreedores, a la que recurrió la agroexportadora el 10 de febrero pasado, con un pasivo de 99.000 millones de pesos y una nómina de 2600 acreedores.

Esta semana el gobierno nacional y los directivos de Vicentin se cruzaron en duros términos en el marco del expediente judicial que lleva adelante el juez de Reconquista Fabián Lorenzini, luego de que el subinterventor Luciano Zarich rechazara con fuertes críticas el fallo del magistrado que restituyó a los directivos el control de la agroexportadora, con profundos cuestionamientos a la conducción de la compañía.

Vicentin, por su parte, cuestionó el plan que presentó el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, que según la empresa, introdujo "sospechas e imputaciones sumamente injuriantes e incluso algunas calumniosas sin aportar una sola prueba y sin haber formulado una sola denuncia".

En medio de esta tensión por el futuro de la empresa se conoció el decreto de la intervención del ente portuario, manejado por la empresa Vicentin. A nivel económico el puerto significa muy poco, porque está paralizado desde hace años.

El informe elaborado por el interventor del gobierno señala que "la Terminal A, espacio operativo de cargas y almacenamiento de granos y aceites, está inactiva y sin operaciones desde el año 2004".

Esa situación que configura, de acuerdo al documento, "un claro incumplimiento de la concesionaria de la citada terminal de no garantizar una carga mínima de la principal obligación contractual".

Además, "conlleva responsabilidades de las autoridades del EAPRe en la explotación del puerto comercial como tal, y concurre, cuanto menos en negligencia o abandono de sus funciones de contralor".

La Justicia pidió informes al Banco Nación sobre el dinero prestado a Vicentin

La medida fue dispuesta por el fiscal del caso, Gerardo Pollicita. Investiga si hubo delito en el otorgamiento de créditos a la empresa agroexportadora por 18.500 millones de pesos.

La Justicia pidió al Banco Nación informes sobre controles y requisitos que se debían cumplir para autorizar los pagos de los créditos que se otorgaron a la empresa Vicentin, entre otras medidas dispuestas para rastrear la ruta que siguió ese dinero.

La medida fue dispuesta por el fiscal del caso, Gerardo Pollicita, quien envió un oficio a la entidad para que en diez días entregue la información solicitada, explicaron fuentes judiciales.

La causa penal que investiga si hubo delito en el otorgamiento de créditos a Vicentin por 18.500 millones de pesos está a cargo del juez federal Julián Ercolini, quien delegó la pesquisa al fiscal Pollicita.

Por los hechos están imputados el último titular del Banco, Javier González Fraga, y los empresarios de Vicentin, Alberto Padoán y Gustavo Nardelli.

En el nuevo pedido de informes cursado al Banco Nación a través de un oficio judicial, la fiscalía requirió los datos de los funcionarios que intervinieron en la gestión de los créditos y autorización de envío de fondos a las cuentas de la empresa.

También que se detalle cómo se autorizaban las operaciones y quienes eran el vínculo desde la firma cerealera

La semana pasada, el banco remitió a los tribunales federales de Retiro al menos 70 archivos con informes y documentación.

Convocan a sesión del Senado para debatir la creación de la Bicameral de Vicentin

El oficialismo quiere que se investiguen "presuntas irregularidades que pudieran existir en la relación crediticia entre el Banco de la Nación Argentina y la empresa Vicentin".

La Cámara de Senadores nacional fue convocada a una sesión especial para debatir varios proyectos de ley, entre los que figura la iniciativa de crear una Comisión Bicameral que investigue una posible defraudación al Banco Nación en el otorgamiento de un crédito a la empresa cerealera Vicentin, cuya intervención dispuso el gobierno.

Los senadores fueron citados para deliberar sobre la iniciativa impulsada por el oficialismo este miércoles 24 de junio desde las 15.

El interbloque de Juntos por el Cambio decidirá en las próximas horas si participará de la sesión o se ausentará de la videoconferencia, tal como hizo en las últimas dos sesiones por interpretar que se incluyen temas que no están vinculados con la pandemia de coronavirus Covid-19, como se acordó en el Decreto Parlamentario 8/20.

El proyecto de creación de la Bicameral obtuvo dictamen la semana pasada en la Comisión de Asuntos Constitucionales, gracias a las firmas del oficialista Frente de Todos y de su aliado de Juntos Somos Río Negro.

Juntos por el Cambio, por su parte, resolvió dejar la discusión acusando al peronismo de pretender un avance sobre el Poder Judicial y señalando que la intervención era una maniobra de distracción para "ocultar cuestiones de mucha mayor gravedad".

El expediente parlamentario fue presentado por el senador oficialista por Neuquén Oscar Parrilli, y dispone que la Bicameral, que estará compuesta por seis diputados y seis senadores, investigue las "presuntas irregularidades que pudieran existir en la relación crediticia entre el Banco de la Nación Argentina y la empresa Vicentin SAIC, posible defraudación y estafa comercial a acreedores, clientes de la firma y/o empresas de Cereales y Soja con las que competía".

La Comisión también deberá echar luz sobre "la detección de posibles operaciones de encubrimiento y/o lavado de activos que pudieren ser de origen delictivo y la responsabilidad de la Unidad de Información Financiera por incumplimiento en sus obligaciones de control".

Asimismo, indica, deberá indagar si se "han efectuado giros o movimientos financieros a sus vinculadas en el país y/o en el exterior, afectando dolosamente los ingresos públicos".

En la sesión especial de este miércoles también fueron incluidos algunos dictámenes de la Comisión de Relaciones Exteriores para respaldar la firma de tratados internacionales: Convenio sobre la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo; Convenio sobre Extradición entre las Repúblicas de Argentina y Rumania; y Convenio sobre Extradición entre las Repúblicas de Argentina y Brasil.

Movilización en todo el país contra el Gobierno de Fernández y la intervención de Vicentin

Esta sábado hubo un multitudinario banderazo, bocinazo y manifestación contra las políticas implementadas por el Gobierno nacional.

Ciudadanos autoconvocados contra el Gobierno de Alberto Fernández se manifestaron durante este sábado en diferentes puntos del país en contra de la intervención del Estado nacional en la empresa agroexportadora Vicentin.

La movilización estuvo encabezada por espacios cercanos al Gobierno de Mauricio Macri, que dejó el poder el último 10 de diciembre. Además hubo ciudadanos independientes y militantes de diversos espacios no oficialistas.

Con una importante potencia a través de las redes sociales, los manifestantes protestaron por "la libertad y la defensa de la propiedad privada".

Las movilizaciones más importantes se registraron en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, donde rige la cuarentena obligatoria y salir a la calle está prohibido, y en Santa Fe, sede de Vicentin.

Aunque también hubo mucha gente en las calles en Mendoza, Córdoba, San Juan, Entre Ríos y Tucumán.

En las provincias del interior del país, los manifestantes se expresaron contra la intervención de la cerealera y se advirtió un fuerte rechazo a una posible expropiación.

En el microcentro porteño se escucharon también quejas contra el aislamiento obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus.

El perfil de Fabián Lorenzini: el juez que tiene a cargo la causa de Vicentin

El titular del Juzgado N°2 de primera instancia en lo Civil y Comercial de Reconquista se tuvo que hacer cargo del proceso de crisis de una de las empresas del sector agropecuario más grande de la Argentina.

El 10 de febrero fue un día bisagra en la vida de Fabián Silvano Lorenzini. Ese lunes hace poco más de cuatro meses, el titular del Juzgado N°2 de primera instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista recibió una presentación del Grupo Vicentin en la que pedía la apertura del Concurso Preventivo de Acreedores.

Con poco más de un año como juez, Lorenzini se tuvo que hacer cargo del proceso de crisis de una de las empresas del sector agropecuario más grandes de la Argentina. Pero su tarea en ese concurso parecía que había quedado en un segundo plano cuando la administración de Alberto Fernández anunció la intervención y luego la expropiación de Vicentin.

Foto: Reconquista Hoy
Fabián Silvano Lorenzini

Tras casi dos semanas de idas y vueltas en torno a la legalidad o no de la decisión del Gobierno del Frente de Todos, este viernes el juez Lorenzini finalmente repuso en funciones al directorio de la empresa y nombró a los interventores del Gobierno como simples veedores.

Nacido el 29 de mayo, hace 44 años en la localidad santafesina de Román, la familia de Lorenzini es de Los Laureles, un pequeño pueblo que en 1975 tenía alrededor de 1.500 habitantes y donde no había hospital ni escuela secundaria.

Hijo de un trabajador rural que fue empleado de la Cooperativa Romag casi toda su vida y de Margarita, la peluquera del pueblo, tras terminar la escuela primaria en Los Laureles cursó el secundario en Román. Cuando se recibió, se mudó a la ciudad de Santa Fe para estudiar abogacía en la Universidad Nacional del Litoral.

Con 22 años, se recibió en 1993 de la mano del apoyo de su familia, que lo ayudó económicamente en una época complicada. Así lo explicó en una entrevista hace varios meses con la radio Reconquista Hoy: "Fue una época de mucho sacrificio, mi viejo se jubiló cuando estaba en el segundo año de la facultad. Mi papá ganaba 300 pesos de jubilación en el 1 a 1. Gracias a Dios mucha gente nos tendió una mano, tuve la suerte de que mucha gente me abrió la puerta, me bancó una cena o un pasaje de colectivo".

Durante sus años de estudio, compartió departamento en la capital santafesina con hasta seis personas: "En una primera época éramos cuatro en el departamento. Después, en otro departamento llegamos a ser siete estudiantes. No teníamos un mango para comprar la comida. Una semana comimos toda la semana arroz, era caótico, arroz con pollo, con lentejas".

Fue en esa época que Lorenzini incursionó en el periodismo. "Trabajé un año para el diario La Provincia, hice la cobertura de noticias judiciales. Ahí andaba con el grabador y tratando de ser periodista. Fue una linda época, me tocó trabajar con decanos del periodismo", recordó.

Tras obtener su título en 1993, que en el año 2000 le valió un premio de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, un reconocimiento que distingue a los dos mejores promedios de egreso de la carrera de abogacía de cada Universidad Nacional o Privada, Lorenzini se mudó a Reconquista, la ciudad donde desde hace décadas se encuentra la casa matriz de Vicentin.

En 1999, el ahora juez empezó a trabajar en el Banco Nación, hoy uno de los principales acreedores de Vicentin, como abogado de la sucursal de Reconquista, donde era asesor en litigación, contratos, negociaciones prejudiciales y auditorías. En 2018 dejó ese puesto para asumir al frente del Juzgado N°2 de primera instancia en lo Civil y Comercial de esa localidad santafesina.

El 22 de noviembre de 2018, la Legislatura de Santa Fe, que era dominada por el peronismo en el marco de la administración del socialista Miguel Lifschitz, aprobó su pliego sin votos en contra y con cuatro abstenciones. "Es un gran honor y una gran responsabilidad llegar a este lugar, espero que mis colegas me acompañen y me tengan paciencia, voy a tratar de hacer las cosas lo mejor posible para honrar este cargo", destacó en la entrevista que brindó poco después de ser confirmado como magistrado.

Lorenzini está casado hace diez años con la abogada Leticia Sánchez, con quien tuvo una hija, Renata de 7 años, y un hijo, Lautaro de 4 años.

Video: ciudades de todo el país se manifestaron al banderazo en defensa de la propiedad privada

Con el sector del campo a la cabeza, cientos de personas se movilizan contra la posible expropiación de Vicentin.

En la tarde de este sábado, en decenas de ciudades del país miles de personas se manifestaron en contra de la expropiación de Vicentin y en defensa de la propiedad privada.

Productores agropecuarios y demás representantes de la sociedad, realizaron desde las 16 un banderazo, que tuvo su epicentro en la ciudad santafesina de Avellaneda, donde está instalada la empresa agroexportadora.

Además de Avellaneda, se sumaron a la movilización casi 70 distritos del país, ubicados en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Mendoza, San Juan y La Pampa, entre otras. En la ciudad de Buenos Aires también se concentraron manifestantes en el Obelisco.